Grave: Comercios de rubros esenciales del Conurbano venden 40% menos que en 2019

El presidente de la Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA), Alberto Kahale calificó de “muy valorable” a las medidas económicas anunciadas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aunque “los comercios que están cerrados es muy difícil que adopten algo de esto”. En tanto, dijo que los rubros esenciales en el Conurbano están vendiendo un 40%menos que en 2019 porque no hay plata en la calle y los que están cerrados, nada”.

“De la nada a que la Provincia haga un esfuerzo en este momento en el que también está recaudando mucho menos, es algo muy valorable”, reconoció el secretario de Organización de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) en diálogo con DiarioConurbano.com y observó que “los rubros esenciales en el Conurbano están vendiendo un 40%menos que en 2019 porque no hay plata en la calle y los que están cerrados, nada”.

Asimismo, Kahale analizó las medidas anunciadas por el gobernador Kicillof, las cuales son parte de los pedidos esbozados desde el sector para mantener a flote a los pequeños y medianos empresarios de la provincia que se ven afectados por la cuarentena obligatoria.

Sin embargo, el titular de la Cámara Regional de Industria y Comercio de Lomas de Zamora aseguró que “los comercios que están cerrados es muy difícil que adopten algo de esto” aunque “van a poder acogerse a éstos beneficios cuando se reactive todo después de la pandemia”.

Pese a esto, indicó que “algunas medidas favorecen al sector mini PyME y PyME, además de aquellos que no fueron alcanzados por la ayuda nacional” como el “Programa de Conservación del Trabajo”, una suerte de ATP provincial por la cual el gobierno bonaerense compensa el salario hasta en un 50 por ciento del Mínimo Vital y Móvil.

De entre los anuncios económicos, Kahale destacó desde lo financiero la posibilidad de obtener créditos blandos al 35 por ciento para financiar capital de trabajo, con un plazo de 12 meses para su pago y los primeros tres de gracia, pero lamentó que esto “solo sirve para el que está en actividad, pero no para el que está cerrado”. A esto sumó la ampliación de la tarjeta PactAr, una tarjeta de compra para empresas destinada a la adquisición de bienes de capital con baja tasa.

En cuanto a lo impositivo, valoró la reducción del pago de Ingresos Brutos para las mini PyMEs afectadas por la disminución de ventas. “Algo es algo, porque el que devuelvan saldos siempre es positivo y que se puedan pagar algunas cosas con ese dinero también es bueno”, ponderó en esa línea.

Asimismo admitió que siguen las negociaciones desde el sector para otorgarles más beneficios a los comerciantes que fueron perjudicados por la cuarentena y entre ellas pidieron dar marcha atrás con el feriado puente del viernes 10 para que éste sea considerado día laboral normal en busca de que los comerciantes afectados por la caída de las ventas no deban pagar adicional a sus empleados por la jornada, ya que de otra forma no podrían afrontar los costos.

“El feriado puente se estableció en una época normal, cuando uno podía veranear en un fin de semana largo, pero ahora no se puede hacer nada de eso. Hoy los mismos empleados quieren trabajar porque quiere preservar la fuente de trabajo y esto sería una ayuda importante”  consignó sobre el pedido que –admitió- tiene consenso entre las diferentes cámaras y entidades productivas.

Por último Kahale indicó que con mirada al futuro “habrá que contemplar que tras la pandemia pueden venir varios juicios a los empleadores” avizoró y pidió que “una amnistía generalizada para los afectados por deudas de tarifas e impuestos municipales o provinciales que nunca se sacaron” porque “los comercios cerraron pero los impuestos siguen viniendo”.