Lomas: Según la Cámara de Comercio, 300 locales “cerraron definitivamente”

El titular de Federación Económica de la Provincia de Buenos Aires (FEBA) y de la Cámara de Comercio e Industria de Lomas, Alberto Kahale, advirtió sobre la delicada situación económica de los comercios y de las pymes por la pandemia de coronavirus y lo difícil que será la reactivación de la producción postpandemia. Además, detalló que en Lomas de Zamora cerraron ya 300 comercios.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el referente apuntó que “hay dos escenarios en Buenos Aire. En el AMBA uno, en el interior de la provincia es otro, pero se está complicado. Hubo ciudades que tuvieron un caso y hoy en menos de una semana ya tienen 20 casos, y tienen que volver a la fase 3” y aseveró: “Lo que es el Primer y Segundo cordón del Conurbano, estamos muy preocupados porque no baja la curva”.

Sostuvo que “los comercios esenciales están abiertos, los que no, están atendiendo desde la puerta” y valoró que “hay un movimiento que no es lo mismo que en abril que estuvo todo cerrado. Esta complicado la situación porque lo negocios que están abriendo están trabajando al 50%”.

En ese sentido, destacó que desde la Gobernación “impulsaron medidas a través de ARBA junto a una moratoria importante”, a lo cual, subrayó que “se necesita que el Gobierno esté presente en el momento justo”. “Va a llevar unos meses, pero con las pymes vamos a salir adelante. La gente no está bien, la clase media ha bajado a case baja y habrá que tomar medidas como para poder ayudar a las pymes con créditos blandos, con amnistía, con las tarifas para que no vuelen por las nubes”, reclamó.

“Desde las instituciones estamos luchando para que realmente haya ayuda del Gobierno para que no se caiga una pyme más. El sector gastronómico está muy mal, no se sabe si va haber temporada. Hay muchas actividades que están cerradas desde marzo. No pudieron trabajar las heladerías”, advirtió y aseveró que “todo el mundo tiene que perder un poco, pero el Estado tiene que estar presente para que no se caiga”.

En el plano local, el también titular de la Cámara de Comercio de Lomas de Zamora, indicó que están en “conexión permanente” con el Ejecutivo local. Remarcó que “la industria está casi abiertas al 100%, pero trabajando al 50% de la capacidad. Hay otros rubros que se han habilitado por take-away” y replicó que las habilitaciones de las actividades “no pasan por el intendente sino por el gobernador”.

“Si se abre, después no se puede volver para tras porque ya no se soporta volver para atrás. Hay comercios abiertos con un mostrador en la puerta, no dejan entrar a la gente. SI se trabaja con esos protocolos, podemos avanzar, pero todavía no están dadas las condiciones para abrir todos los comercios”, aclaró.

En ese sentido, puntualizó que en Lomas de Zamora ya contabilizaron que “300 comercios ya cerraron definitivamente” y remarcó: “Estamos preocupados por la salud, esperemos que no pase de septiembre y si baja la curva, se puede flexibilizar más la apertura, pero donde abrieron tuvieron que volver para atrás, no es acá solo sino en el mundo, pero hay que salvar la economía”.