La Cámara de Comercio de Lomas advirtió que cayeron un 8% las ventas en relación a agosto del año pasado

La devaluación del peso por un dólar a 38 pesos y una inflación que trepa al 40% impactó fuertemente al consumo interno, sobre todo, en los comerciantes de los municipios que se ven en la obligación de aumentar los productos pero sabiendo que los salarios siguen estancados y el consumo sigue cayendo. En comparación a agosto del 2017, las ventas disminuyeron un 8% y los pequeños y medianos comerciantes y empresarios exigen un paquete de medidas que proteja el consumo interno.

“La situación económica no solo está afectando por el tema del dólar, sino por las tarifas también que hace que los bolsillos estén flacos de la gente que compra. Se han aumentado los precios pero el mercado interno hace rato que está para abajo y el primero que siente la crisis son los comerciantes. Estamos preocupados”, describió el presidente de la Cámara de Regional de Comercio e Industria de Lomas y titular de la Federación Económica de Buenos Aires, Alberto Kahale, en diálogo con DiarioConurbano.com

Apuntó a que “cambie el rumbo económico y que se empiece a activar el mercado interno” al advertir que se pierde la cuenta “de la cantidad de locales que van a cerrar de acá a fin de año”.

Además, sumó que “los comercios minoristas comienzan a despedir gente y eso no pasa habitualmente y si esto sigue así, mientras aumenta la nafta, las tarifas, las prepagas y los precios, y el consumidor sigue con la misma plata en el bolsillo, va a terminar mal”.

Indicó que las ventas “cayeron un 8% en unidades con relación en agosto del año pasado” y advirtió que “algunos comerciantes pudieron haber recaudado más por una inflación del 40% pero se vendió menos”.

En Lomas, Kahale retrató que “en los últimos meses se vieron locales cerrados y vacíos por más de 3 meses cuando antes si cerraba un local, al día siguiente ya estaba uno abriendo” y recriminó que la disparada del dólar “pudo haber beneficiado a los que exportan pero a los comerciantes les hizo mucho mal”.

En ese sentido, el titular de Cámara de Comercio se mostró desesperanzado de que el Gobierno nacional cambie el rumbo económico al advertir que “si no apoyan a la producción, a los que dan empleo, no va haber un cambio porque el Ejecutivo nacional está convencido de que ese es el camino” y remarcó que “en la campaña política dijeron que iban a bajar la inflación pero se está en la misma que el Gobierno anterior, todo lo que prometieron, no cumplieron con nada”.

No queremos que al Gobierno le vaya mal, al contrario, le llevamos propuestas para el sector de la producción pero si el Presidente no se da cuenta que los que damos empleo somos los comerciantes e industriales, no sé”, arremetió.

Y aclaró que más allá de la buena relación que mantienen con el Ejecutivo local “las decisiones las tienen que tomar la política nacional, uno puede sugerirle o plantearle al Municipio  que no suba la tasa de Seguridad e Higiene cuando existen presiones de otro lado pero es muy difícil la situación”.