Impulsan en Lomas un proyecto de “precintos industriales”

El presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Lomas de Zamora, Alberto Kahale, adelantó que el Concejo Deliberante estudia un proyecto de “precintos industriales” para regularizar la situación de las fábricas localizadas en áreas residenciales y solicitó su pronto tratamiento, ya que es “muy importante” para las industrias del distrito.

“Los barrios crecieron y las industrias quedaron en medio, y tienen problemas de papeles. Ya hay un proyecto de precintos industriales impulsado por el Ejecutivo en el Concejo Deliberante, que plantea ayudar al industrial a tener los papeles en regla y no dejarlo crecer, ya que debería irse del partido hacia un parque industrial”, explicó en declaraciones a Aire Nativo, que es emitido por Radio Ele, FM 93.30.

La construcción de un predio industrial en Lomas es una problemática de difícil resolución, ya que la urbanización constante redujo las posibilidades de contar con un terreno propicio para que el sector fabril prospere.

Es por eso que el Gobierno municipal presentó una iniciativa para que las industrias lomenses, que conviven a diario con los vecinos de zonas residenciales, normalicen sus condiciones aunque con límites a su expansión, para proteger a los vecinos.

“El intendente está entusiasmado con esta medida. Falta que todos los concejales lo aprueben, ya que no es un rédito partidario, sino que es para ayudar a la industria del municipio”, sostuvo Kahale, quien remarcó la importancia del proyecto y aseguró que desde su cámara trabajarán para la puesta en práctica de la propuesta.

Asimismo, ex concejal consideró que la situación de la industria argentina “hoy es compleja” porque, si bien “en referencia a la década del 90, es óptima”, tampoco es “la panacea de tres años atrás.

 “Las industrias tienen la misma presión impositiva que los comerciantes y se lucha por tratar de reducirla, ya que va todo a los precios. El industrial tiene el problema de cobrar mucho tiempo después de la venta de productos en los que invirtió y, en un momento de inflación, puede perder capacidad de comprar materia prima. Por eso buscamos beneficios para ellos”, afirmó Kahale.

Y concluyó: “Queremos que haya créditos blandos para capital de trabajo para que el industrial pueda invertir y no le pase como en la década del 90 donde abrían la importación. Hoy está demasiado controlada y tampoco se pueden importar insumos importantes”.