El Sindicato de Panaderos de Lomas denuncia alto nivel de trabajo en negro

El gremio efectúa inspecciones conjuntas con el Ministerio de Trabajo provincial. En un primer tramo de esta tarea el 64 por ciento de los comercios visitados fueron clausurados al encontrarse trabajadores no registrados. También se denunció la existencia de una jornada laboral mayor a la establecida en la legislación, sin el correspondiente pago de horas extras.

El Sindicato de Panaderos de Lomas de Zamora aseguró  que existe en la actividad casi un 40 por ciento de "evasión laboral" en territorio bonaerense, por lo que realiza operativos de inspección junto con el Ministerio de Trabajo, señaló la secretaria general Patricia Alonso.

La dirigente destacó el esfuerzo realizado junto con la cartera laboral provincial que conduce Oscar Cuartango para reducir esos índices y afirmó que los operativos de inspección se aplican en panaderías de Lomas de Zamora y Esteban Echeverría.

"Ahora las partes se abocan a implementarlos en las zonas de Alejandro Korn, San Vicente y Guernica, donde ya se detectó trabajo en negro y fraude laboral. El índice global es del 40 por ciento de empleo no registrado en panaderías de provincia", dijo.

Alonso sostuvo que el gremio apuesta a operativos sorpresivos de fiscalización y, los últimos, se realizaron en 28 establecimientos y relevaron a 76 trabajadores no registrados, por lo que el 64 por ciento de las panaderías fueron infraccionadas.

La dirigente explicó que hay "una forma habitual y persistente de evasión y una oportunista e ilegal manera de producir cambios de razón social cuando las deudas acumuladas por patrones inescrupulosos hallan en ese artilugio una vía para hacer borrón y cuenta nueva y empezar de cero", y añadió que "no reconocen los derechos de los trabajadores, como es el caso de la antigüedad".

"Otra de las maniobras fraudulentas es la llamada media jornada, no contemplada en el convenio colectivo vigente y poco real a la hora de consultar a los trabajadores, quienes cumplen horarios mucho más extensos y sin percibir un pago adicional por extras. Para entender lo complejo de esa realidad, hay que analizar por qué si existen 20.000 panaderías solo hay 5.000 maestros", dijo.

Alonso subrayó que "la conclusión sería que el origen del problema se asienta en la profunda evasión, la persistente elusión de las obligaciones y la desidia por el trabajador y sus derechos".

También sostuvo que los empresarios ofrecen explicaciones apelando a "la supuesta ausencia de capacitación de los trabajadores, por lo que el gremio procura la formación profesional como herramienta clave para generar empleo y recategorizaciones".

A través de la Escuela del Oficio Panadero, en Lomas de Zamora "se profesionaliza a los trabajadores para no perder la jerarquía del maestro y se ofrece información para detectar ese tipo de evasiones y defender los derechos de los empleados", indicó.

La evasión, precarización y fraude laboral crecen en el sector, por lo que Alonso exhortó a los empresarios a regularizar la situación del personal en el país para evitar multas y clausuras.

Alonso agregó que otra forma abusiva patronal es determinar "un precio del pan de forma arbitraria y amparada en el crecimiento de los llamados costos laborales a partir de la inflación".

Los operativos sorpresivos que comenzaron en junio continuarán este mes en Ezeiza, Fiorito, Budge, entre otras localidades de la provincia de Buenos Aires, señalaron las fuentes gremiales.