El hogar, dulce hogar, cada vez más cerca

Si eres inquilino, seguro que alguna vez fantaseaste con tu casa de ensueños, con como la decorarías, y así poder olvidarte de la renta y disfrutar de un hogar propio con todas las letras, pero, te desanimas al pensar que la economía puede jugarte en contra.

Los materiales caros y los tiempos de construcción, seguramente hacen que veas cada vez más lejos esta fantasía. Pero, puedes encontrar alternativas que te permitirá cumplir tus sueños.

La opción de casas prefabricadas, habilita la posibilidad de contar con un espacio propio de forma más económica y rápida. Solo debes tener un terreno, donde la empresa pueda instalar la construcción y, en un abrir y cerrar de ojos, tu hogar estará erguido frente a ti.

Prefabricadas, pero on demand

Hay disponibles muchos modelos, desde un clásico, hasta unas casas prefabricadas modernas. Son espacios personalizaos según los gustos, intereses y necesidades del solicitante. Se adaptarán a tus limitaciones y deseos, y son pensados en base a las características del terreno del que dispongas.

Puedes diseñarla tu mismo, dibujarla, pensarla y soñarla. Este estilo de construcción permite que tu seas su arquitecto. Luego, los profesionales transformarán tu boceto en una casa real en muy poco tiempo.

Estos especialistas, analizarán tu propuesta, el terreno disponible y el clima. Te recomendarán opciones de materiales según estas características, para ofrecerte un hogar confortable, cálido en invierno, fresco en verano y resistente ante cualquier situación externa.

Pero, si no tienes idea de qué es lo que quieres, puedes optar por modelos estándares. Están pensados para contar con lo esencial, preservando el bienestar y la comodidad. Partiendo de esa base, podrás agregarle o quitarle cosas según tus gustos.

El diseño como toque diferencial

Estas empresas, también piensan en lo estético. Que tu casa sea bonita y se adapte a su entorno, es un punto que importa. Si bien, no hay que juzgar a un libro por su tapa, sabemos que, en el fondo, que la primera impresión vale y mucho.

Por eso, diseñarán contigo su exterior, buscando darle el toque que hará a tu hogar único y con tu impronta. Así, la amarás tanto por dentro, como por fuera.

Pero no es solo eso, también se ocuparán del diseño interior, buscando la funcionalidad de los espacios y su estética. La planificarán pensando en el mobiliario que tendrá, para que cada cuarto mantenga una línea armoniosa y sea parte de un todo.

La accesibilidad al sueño

Hoy estas un poco más cerca del sueño de ser propietario de tu hogar. Las opciones de casas prefabricadas mediterraneas y modernas son incomparablemente más económicas que las casas tradicionales. ¡Entre un 20 y un 35%!

Esto se debe a que su construcción está pensada para ahorrar mano de obra y tiempo. Si seguimos con los porcentajes, tu casa estará lista en solo el 30% del tiempo que tardarás en construir una casa convencional.

Por otro lado, el contar con modelos bases te posibilita obtenerla con un mínimo de dinero. Los montos requeridos para realizar la reserva, parten de los 200 mil pesos. Luego, puedes ir sumándole detalles y pequeños lujos con los que quieras contar, según tus posibilidades.

Muchos sitios muestran diferentes modelos o prototipos ya confeccionados- Te dará la opción de ver otros trabajos ya terminados y así, tener una idea de cómo se verá tu nuevo hogar.

Existen empresas con más de 15 años de experiencia en el rubro. Queda en evidencia la resistencia de los materiales, los cuales, como dijimos, son pensados y elegidos según las características del lugar y el territorio elegido para construir la casa.

Por último ¡Este tipo de construcción respeta el medio ambiente! Las obras no generan tantos residuos y, los que son inevitables, son regulados y controlados por las empresas.

Así que, sí, es real que hoy es mucho más accesible conseguir tu casa de ensueños. Pon manos a la obra, busca el terreno en donde ubicar tu nuevo hogar y contáctate con estas empresas para asesorarte en los pasos a seguir.

Piensa en cómo quieres que se vea y siéntate a esperar que sea realidad. Basta de rentas impagables, por fin podrás tener tu espacio propio.