El Colegio de Martilleros advirtió que cayó más 5% la rentabilidad en la región

Laprida Peatonal Ventas

Tras la corrida cambiaria y la inflación galopante, el presidente del Colegio de Martilleros Públicos de Buenos Aires y de Lomas de Zamora, Juan Carlos Donsanto, analizó la complicad situación que atraviesa el mercado inmobiliario al indicar que en lo que respecta a rentabilidad bajó un 5% respecto al año pasado. Aunque no pierden el optimismo, advirtió que “la economía está en una encrucijada”.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el representante del sector inmobiliario advirtió que “la valoración que tuvo el dólar afectó sobre el mercado inmobiliario sobre todo en un mercado que había crecido mucho el año pasado” debido al boom de los créditos UVA pero la corrida cambiaria “generó temor en la gente además de que hubo un incremento de las tasas”.

Indicó que “en un espectro y en un nicho que es la base de la pirámide, los valores que estaban en torno a los 80 y 110 mil dólares, se complicó la situación. En cambio, en los nichos más altos del mercado, se siguen dando operaciones al mismo ritmo pero son los casos menores”.

Valoró, no obstante, que “los propietarios siguen apostando” a poner las propiedades en alquiler a pesar de que según el observatorio que tienen en el Colegio “los alquileres crecieron un 11% en el primer semestre mientras que la inflación fue alrededor del 17% según el INDEC y el dólar se apreció un 55%” lo cual significa que “la rentabilidad ha bajado”.

A pesar de la difícil situación, Donsanto sostuvo que “los propietarios tratan de hacer un esfuerzo y los contratos celebrados están anclados entonces no presentan modificaciones, además, de que los sueldos tampoco han crecido respecto al resto de las variables”.

En ese sentido, estimó que en la región “la rentabilidad ha caído más del 5%” no así la compra sino “el canon locativo”.

“Somos optimistas”, confió el presidente del Colegio de Martilleros Públicos respecto a que el Gobierno impulse alguna medida que favorezca al mercado inmobiliario, pero advirtió que “la economía se encuentra en una encrucijada y se hace muy difícil pensar en que va haber una reactivación rápida y concreta”.

Evaluó que “lo que queda del 2018 se verá afectado el mercado inmobiliario con el incremento de las tarifas y con la pérdida del poder adquisitivo de los sueldos” porque a pesar de que “han reabierto las paritarias, los salarios han tenido una merma del poder de compra”.

“Si bien no perdemos el optimismo, va a ser un semestre complicado y complejo”, vaticinó Donsanto.

Asimismo, el representante inmobiliario aconsejó que a pesar del incremento que tuvieron los créditos UVA es “aconsejable tomarlos” al explicar que “si bien las cuotas se vieron incrementadas, la diferencia se va a volcar al final de lo pactado, es decir, que se va alargar el plazo del crédito” y consideró que “es una buena posibilidad para los que alquilan para que adquieran una vivienda propia”.