Desde la Cámara de Comercio de Temperley advirtieron que la situación del sector es «angustiante y complicada”

Tras un relevamiento que indicó que en enero cerraron más de 2500 locales en el Gran Buenos Aires y Capital Federal, desde la Cámara de Comercio de Temperley indicaron que “la situación es igual” en Lomas de Zamora en donde “cierran dos o tres negocios por cuadra en pleno centro”. Además, apuntaron a que “el Municipio mucho no puede hacer” y exigieron que se frene con el tarifazo que estána hogando a los pequeños comerciantes.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el titular de la entidad, Reynaldo Colla, describió que la crisis en el mercado interno “es la misma en Lomas porque de a poco van cerrando muchos locales” aunque diferenció que “en Temperley se nota menos porque muchos son propietarios” pero enfatizó que “los comerciantes que alquilan, cuando se termina el contrato, no renuevan porque no pueden pagar el alquiler y lo que viene de tarifas que a veces iguala al alquiler”.

“Un comerciante del barrio me dijo que iba a aguantar uno meses más pero iba a cerrar porque nunca le pasó tener que pagar más de servicio que de alquiler, es una locura. Después, a un bar que está en Temperley le vino 16 mil pesos de agua, una cifra que nunca tuvo que pagar antes”, retrató Colla y describió que “en el centro de Lomas hay tres o cuatro locales cerrados por cuadra”.

Ante esta situación, el titular de la Cámara de Témperley, apuntó que la responsabilidad de reflotar el comercio interno no depende de la Municipalidad “porque no puede hacer que la gente tenga plata en el bolsillo y lo que acá pasa es que la gente no tiene plata, y no compran y si no vender, no podes sostener un negocio” y remarcó la problemática que significa para los comerciantes los constantes tarifazos.

“Nosotros en los próximos días nos vamos a reunión con la Defensora del Pueblo para la audiencia de las tarifas y vaos a juntar firmas para que se retrotraigan o se bajen porque hasta que no se normalice esta situación o frenen los aumentos, no va a mejorar la situación”, indicó.

Asimismo, Colla reclamó que “el Municipio lo único que puede hacer es políticamente reclamar e ir al Congreso para exigir, pero no mucho más” y sostuvo que “si el Ejecutivo local decide no cobrar sus impuestos, se quedan sin dinero entonces la situación es compleja”.

“Se ha ido todo al demonio, la situación es angustiante y complicada porque los negocios no están teniendo ganancias y no se puede solventar el local”, sentenció.