Ya clasificado para el Reducido, Temperley visita a Dálmine

Con el ingreso al Torneo Reducido asegurado tras el empate de Los Andes y Armenio, Temperley se medirá mañana con Villa Dálmine. El objetivo del Celeste es posicionarse de la mejor manera posible para llegar a ser el integrante del cuadrangular que más puntos sume en el torneo de la B Metropolitana.

En Campana, Temperley se medirá con Villa Dálmine sin la presión que significaba hasta hoy conseguir puntos en ese encuentro. El empate entre Armenio y Los Andes le permitió al Celeste clasificarse para el Reducido que define otro ascenso a la B Metropolitana.

El encuentro comenzará a las 15,30 y será una buena oportunidad para que Temperleye ratifique su buen momento y termine segundo, tal como está hoy, en el torneo.

La empresa no será fácil ya que Dámine se juega su permanencia en la categoría en las últimas tres jornadas, y cada punto es vital para engrosar su promedio.

Sobre el partido, el defensor de Temperley Brian Cucco, consideró que  la clave está en “jugar con la desesperación” del rival, ya que “seguramente va a salir a atacar porque necesita los puntos”, y ante esta situación “hay que encontrarle los puntos débiles para  aprovecharlos”.

A la par del gran momento del elenco Celeste, el defensor se ha consolidado en su puesto como uno de los pilares defensivos del conjunto, y hasta ha marcado la diferencia en el área rival con sus cabezazos.

Justamente, de esa manera, el jugador que comparte la dupla central con Gastón Aguirre, marcó el segundo tanto en el triunfo del pasado domingo contra Chicago, el líder del campeonato.

“Era un lindo partido para ver a que podemos aspirar. Chicago seguramente será el campeón, pero en nuestra cancha no lo dejamos. Ajustamos bien nuestras piezas y lo hicimos muy bien. Por suerte el gol vino justo en un momento donde el partido estaba disputado. Igualmente estábamos bien”, concluyó Cucco.