Temperley volvió a sonreir: Superó 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima de Mendoza

En su última participación como local en el torneo de la Primera B Nacional, Temperley se reencontró con el triunfo. Superó por 1 a 0 a Gimnasia y Esgrima de Mendoza. Agustín Allione, de penal, marcó el tanto para la merecida victoria del Gasolero.

El Celeste, en su última función en el Beranger, salió dispuesto a sumar los tres puntos y tomó la iniciativa del juego. Sin un dominio claro, el equipo de Fernando Ruiz intentó desde la conducción de Allione progresar en ofensiva, abriendo por afuera con Villagra y Callejo.

Nada pasaba hasta que a los 15 minutos Callejo recuperó en el mediocampo, alargó ara Villagra y el centro encontró la cabeza de Pumpido que sacudió el travesaño.

Gimnasia no le sacó provecho a Llama, su mejor hombre, que se mostró como lanzador, pero no tuvo acompañamiento en sus movimientos ofensivos, ya que Lentini como referencia de área no tuvo pelotas claras para comprometer a Crivelli.

En el juego, Temperley fue más claro, más ambicioso, aunque como a su rival, le costó mucho generar situaciones de gol, a tal punto que los arqueros fueron meros espectadores en los primeros 45 minutos.

En el acto final, Gimnasia se soltó, y Romano que entró por Llama (llegó con molestias físicas) complicó por izquierda junto a Andrada, alternándose por momentos, pero las jugadas nunca tuvieron el final deseado.

Temperley fue perdiendo eficacia con la pelota, la posesión la tenía el rival, pero de pelota parada avisó con Allione y la entrada de Pumpido que no pudo con Giovini. El elenco mendocino tuvo una clara con Santiago López que se filtró por el medio y rodeado de camisetas celestes elevó el remate ante la salida del arquero.

Y se animaron los dos. Esas jugadas fueron el puntapié para otras. De un lado Reinhart definió por arriba de Giovini, salvó el palo y del rebote Allione remató apenas afuera. Del otro, Crivelli cubrió con todo su cuerpo el cabezazo de Gelabert.

De haber un gol, debía de ser para el local. El mismo llegó de penal. Allione lo habilitó a Díaz ?le cambió la cara a su equipo-, caño a Mondino y falta de Vallés ?expulsado- colgándose desde atrás. El “10” ejecutó fuerte a la derecha para el 1-0.

Gimnasia se desmoronó mentalmente y Temperley tuvo el segundo con Campana, pero por tercera vez en la tarde, el palo fue protagonista estelar. El Gasolero le regaló a su gente una victoria merecida antes de cerrar la temporada en Río Cuarto.

La Síntesis

Temperley (1): Federico Crivelli; Agustín Sosa, Ezequiel Rodríguez, Gastón Bojanich y Pedro Souto; Tobías Reinhart, Gaspar Vega y Agustín Allione; Claudio Villagra, Facundo Callejo y Facundo Pumpido. DT: Fernando Ruiz.

 

Gimnasia y Esgrima de Mendoza (0): Sebastián Giovini; Gabriel Vallés, Diego Mondino, Franco Meritello y Lucas Carrizo; Santiago López, Iván Ramírez, Oscar Garrido y Cristian Llama; Ramón Lentini y Brian Andrada. DT: Diego Pozo.

Gol ST: 37m. Agustín Allione (T), de penal. Cambios ST: 0m Nicolás Romano por Llama (G), 9m. Franco Díaz por Callejo (T), 14m. Juan Cruz de Stefano por Lentini (G) y Tadeo Marchiori por Andrada (G), 21m. Agustín Campana por Villagra (T), 26m. Marcos Gelabert por Ramírez (G), 43m. Agustín Toledo por Vega (T) y Mauro Molina por Pumpido (T). Amonestados: Allione (T); Ramírez, Mondino y Carrizo (G). Expulsado ST: 34m. Vallés (G). Árbitro: Julio Barraza. Estadio: Alfredo Beranger.

 

Fuente: La Unión