Temperley rompió la mala racha y ganó 3 a 1 a Santamarina

Temperley se sacó una mochila pesada de encima. Ganó como local después de tres derrotas consecutivas y espera que el 3-1 sobre Santamarina de Tandil sea el punto de partida para la consolidación y la búsqueda de un mejor futuro.

Cuando el partido se estaba armando, Temperley pegó el primer grito de la noche. Luego de una proyección de Souto a pura gambeta en el área, Toloza se tiró en anticipo sobre el primer palo para vencer a Temperini.

Hasta ahí, el plan de Santamarina era tener controlado a Allione, que desde el arranque sufrió la marca. Sin apuros, controlando la pelota y abriendo por los costados, el local comenzaba a tener las riendas y el control del juego.

Sin embargo, en una escapada de Vallejo, el árbitro Rivero interpretó mano de Bojanich en el cruce y marcó la pena máxima que Michel convirtió con un preciso remate contra el caño derecho de Castro que no alcanzó a desviar.

Después el Gasolero entró en la nebulosa de los últimos partidos, algo confuso, sin claridad, pero despertó en los minutos finales de la etapa. Un derechazo de Reinhart motivó una gran reacción del arquero que descolgó la pelota del área y luego un buscapié de Allione al área chica que resolvió Temperini.

El descanso le vino bien a Temperley, que fue a buscarlo en el reinicio. Y se encontró con la ventaja, porque el árbitro sancionó penal en un choque entre Toloza y Barsottini. La calidad de Allione, con un remate alto, puso el 2-1.

Más tranquilo, el equipo de la dupla Quiñonez-Aguirre buscó la forma de aumentar el marcador para ganar en confianza, pero no fue claro en la resolución. Y cierta angustia se prolongó hasta el final, porque Santamarina también fue por lo suyo.

Pero el destino marcaba que era la noche del Gasolero, que aseguró el resultado presionando alto a Coppo, y después del tiro de Chávez que desvió el arquero, Callejo la puso al medio para que ahora sí, el exColegiales sellara la victoria.

Primer triunfo en el Beranger, el primero también de la dupla técnica para sacar la cola del fondo de la tabla y mirar más de cerca los puestos de clasificación.

Fuente: La Unión.