Temperley hace punta en el Roller Derby

Es un deporte que viene creciendo, con el Celeste como uno de sus representantes. A partir del 8 de junio, Temperley será sede del primer campeonato de equipos de esta disciplina. El conjunto local – las Dirty Fucking Dolls – será uno de los animadores del torneo.

El Celeste, que fue el primer club en tener representantes en esta disciplina que cada vez atrae a más argentinos, va por más y será el anfitrión del primer campeonato nacional de equipos, la Copa Big Paul.

Un ovalo, cinco jugadoras por lado: tres bloqueadoras, que cumplen una función defensiva, una jammer, que es la encargada de sobrepasar a sus rivales para anotar los puntos (uno por cada rival que deja atrás), y una pivot, que además de evitar los tantos contrarios puede intercambiar su lugar con la jammer. Esas son las reglas básicas para un deporte de contacto atractivo, dinámico y lleno de color, que en el Gasolero ya tiene muchos seguidores.

La llegada de la actividad a la Argentina y en especial a Temperley se separa más de 80 años con sus inicios. Surgido en Estados Unidos en la década de 1930 como un desprendimiento de las carreras de resistencia sobre patines, arribó al país en 2010, para desembarcar en el Celeste hace dos años, cuando las Dirty Fucking Dolls se sumaron a la institución.

En este período, las Sucias (Dirty en inglés) reafirmaron su condición como uno de los equipos más fuertes e importantes del  Derby nacional y se animaron a dar un paso más: organizar la primera liga nacional.

Así es que desde el 8 de junio, siete equipos de distintos lugares del país se medirán en búsqueda de la Copa de Oro, que se definirá el 7 de diciembre en el gimnasio polideportivo del Gasolero. 

Los equipos que formaran parte del certamen junto con las locales, las Dirty, serán: La Dinastía, de La Plata, Kamikazes, de Berazategui, MDQueens, de Mar del Plata, y Libres del Plata, Mambas Negras y Psycho Roller, de Buenos Aires.

El formato de disputa tendrá dos etapas: En primer lugar, se realizará una etapa regular donde se medirán todas contra todas en siete fechas, una por mes hasta el 2 de noviembre. El mejor de la tabla general pasará directamente a la final. Allí aguardará por el ganador de la segunda fase, que saldrá de una eliminación directa  entre el segundo y el tercero de la clasificación.

Desde el plantel de las Dirty se mostraron muy contentas por lograr dar forma a la Copa y anticiparon que lucharán por el título sin ningún prurito por ser las organizadoras.