Temperley generó muchas situaciones, no las concretó y terminó perdiendo

En Tucumán, ante Atlético, el Celeste cayó 3 a 1, un resultado que no mostró lo ocurrió en el partido, donde el visitante mostró buen juego ofensivo y superioridad durante muchos momentos. Sin embargo, no fue efectivo al momento de definir y chocó con Luchetti. Por su parte, el local supo aprovechar lo poco que generó y se quedó con un triunfo clave para seguir puntero en su zona de la B Nacional.

Temperley pagó carísimo la falta de concreción de las numerosas ocasiones de gol que generó y terminó perdiendo, como visitante, 3 a 1 ante Atlético de Tucumán. La gran figura del partido, por el torneo de la B Nacional, fue el arquero del local: Cristian Luchetti.  El Celeste fue superior durante todo el primer tiempo y parte del complemento pero el conjunto tucumano, con poco, aprovechó las situaciones de peligro que tuvo y se llevó la victoria.

El equipo de Rezza se mostró decidido, desde el comienzo, a buscar el arco de Luchetti. Di Lorenzo y Sambueza hicieron circular la pelota. A ellos se les sumó Gastón Aguirre.

El arquero de Atlético comenzó a convertirse, desde muy temprano, en figura: le sacó un mano a mano, un remate  y un cabezazo a Grbec; dos disparos de Arregui, un cabezazo de Oroná; y remate de Dinenno que luego dio en el travesaño.

Ante un estático equipo local, que sólo tuvo a Menéndez como puntero inquietante, el Celeste generó situaciones durante todo el primer tiempo. Pero le faltó ese toque final frente a un Luchetti que fue una muralla.

El artífice de los todos los ataques del visitante fue Juan Dinenno, un delantero incontrolable para los tucumanos.

En el complemento, el local presionó más en el medio y a Temperley no se le hizo tan sencillo llegar. El partido fue más parejo y comenzó a jugarse lejos de los dos arcos.

El ingresado Giménez y Menéndez hicieron esforzar a Crivelli para salvar la caída del arco Celeste. Sin embargo, Temperley respondió con algunas llegadas de Dinneno y Di Lorenzo.

Con el correr de los minutos, el poder ofensivo del equipo de Rezza se fue agotando y le cedió el paso al local que empezó a llegar, sin muchas ideas, pero con potencia y mucha gente.

A los 29´un error de Rosselli, le permitió a Menéndez quedarse con la pelota y definir ante Crivelli. Fue un baldazo de agua fría y una injusticia. Al minuto, el ingresado Luis López remató al arco y otra vez el infranqueable Luchetti le negó el empate.

Ya Temperley mostraba un descontrol en su juego, especialmente en el fondo. Así, Jara, a los 34´ y  de cabeza, anotó el 2 a 0. El Celeste estaba pagando en su arco lo que el arquero de Atlético de Tucumán le negaba en el otro.

 El desconcierto en el Celeste que igual, golpeado, seguía buscando el arco rival. Pero le dejaba muchos espacios a Atlético Tucumán que en el complemento mostró sus garras. A los 44´ Jara volvió a conectar de cabeza otro centro y anotó el 3 a 0.

En el último minuto de juego, como una especie de premio consuelo por la insistencia, Grbec finalmente pudo vencer con un cabeza a la figura del partido: Cristian  Luchetti.

Temperley se fue con las manos vacías de Tucumán a pesar de haber sido el equipo que puso el fútbol más ofensivo y el que generó la mayor cantidad de situaciones. Pero el camino del triunfo, en el fútbol, se construye con goles no con merecimientos.

Las formaciones de los equipos fueron las siguientes:

Atlético Tucumán: Lucchetti; Bianchi, Sbuttoni, Casais, Garnier; Malagueño, Rodríguez, Grahl; Imbert, García, Menéndez. DT: Héctor Rivoira. Suplentes: Calviño; Evangelista; Rodríguez; Giménez; Gómez; Etevenaux; Jara.

Temperley: Crivelli; Bojanich; Romero; Roselli; Arregui; Aguirre; Sambueza; Oroná; Grbec; Di Lorenzo; Dinenno. DT: Ricardo Rezza. Suplentes: De Bórtoli; Ruíz; Alonso; Salina; Quiñónez; Rojas; Lopez.