Temperley consiguió un triunfo clave y quedó a un paso de pelear el ascenso

Temperley, pese a sufrir en los últimos minutos, jugó un muy buen partido y le ganó con justicia 2 a 1 a Platense. Sambueza (6´), de gran encuentro, y López (26´, de penal) anotaron para el Celeste, mientras Meza (80´) descontó en el Calamar. El partido – disputado en el Alfredo Beranger – se disputó sin público por una sanción que sufre Temperley. El miércoles, equipo de Rezza visitará a Deportivo Morón.

Temperley obtuvo tres puntos claves para asegurar su participación para participar del Reducido de la B Metropolitana, al superar como local a Platense por 2 a 1. El partido se jugó sin público por una sanción de la Aprevide a la institución Celeste. El final del encuentro fue emotivo y el visitante tuvo varias ocasiones para empatarlo pero entonces apareció la enorme figura de Crivelli.

 El partido comenzó de forma casi soñada para el Cele. Antes de que el desarrollo del juego se tornara a favor de cualquiera de los dos equipos, el local se puso en ventaja: luego de un rechazo de la defensa calamar, producto de un ataque protagonizado por Luis López, el balón quedó en los pies de Fabián Sambueza, sobre el vértice derecho del área, y el volante estableció el 1 a 0 con un impecable remate que ingresó abajo, junto al palo más lejano de Claudio Flores.

Temperley fue pura tranquilidad, orden y confianza. Durante un lapso amplio, la posesión del balón fue prioritariamente de Platense, pero el conjunto dirigido por Ricardo Rezza aplicó una presión impecable, por lo que Federico Crivelli ni siquiera debió intervenir. A su vez, en cada ocasión que el Gasolero tuvo la pelota la manejó de forma agresiva y precisa, dejando la sensación de constante peligro en cada uno de sus ataques. A los 25 minutos, luego de una muy buena conexión colectiva, Sambueza penetró el sector izquierdo de la defensa rival y, a pura velocidad, eludió al arquero Flores, quién lo derribó y el árbitro Paulo Vigliano sancionó correctamente penal. El “Animal” López volvió a reafirmar su inmensa capacidad goleadora y decretó el 2 a 0.    

A los 45 minutos se provocó la primera situación de riesgo para el equipo adiestrado tácticamente por Sebastián Méndez: ante la imposibilidad de llegar al área con certeza, Patricio Rodríguez probó de media distancia y Crivelli la despejó correctamente al tiro de esquina. El primer tiempo de Temperley fue realmente muy bueno, ya que se mantuvo sobrio en todas las líneas. Fue contundente en ataque, con Sambueza como estandarte, y firme en defensa. Tuvo un ejemplar rendimiento colectivo e individual, con gran sacrificio, enaltecido por la magnitud de su adversario. La ventaja con la que llegó el descanso fue absolutamente justa.   

El complemento comenzó con el Celeste sosteniendo su performance, con el agregado de que incrementó su posesión de balón. Siguió neutralizando con prestancia los avances calamares (que tuvieron a Luis Quiroga como jugador fundamento), y siendo dañino en ataque. A los 52 minutos, una vez más Sambueza estuvo cerca de ampliar el resultado con un disparo bajo dentro del área que se fue rozando el palo derecho de Flores. Platense inquietó por primera vez a los 63 minutos, con un disparo del ex gasolero Nahuel Pansardi, quién apareció por sorpresa en el centro del área y conectó con un potente disparo un envío bajo enviado desde la derecha, que Crivelli despejó con el pie a puro reflejo, de forma soberbia.

A los 80 minutos llegó el descuento: Quiroga ejecutó un tiro libre con un muy buen centro que Víctor Meza cabeceó potentemente y marcó el 2 a 1. Desde allí, el marrón ganó profundidad y revivió su esperanza en un encuentro que parecía liquidado. Platense se convirtió en un vendaval y finalmente tuvo la profundidad de la que careció en el resto del encuentro. Ante esa situación, se Crivelli se lució en un cabezazo de Daniel Vega y contuvo cada aproximación.

Gastón Aguirre jugó un partido fantástico. El primer zaguero hizo una gran lectura de cada ataque, anticipando a los rivales y demostrando su talento defensivo tanto en el suelo como en el aire. Casi corona su formidable presentación con un gol que hubiera sido memorable, pasando sorpresivamente en ataque y definiendo con clase y sutilmente sobre la integridad de Flores, pero la pelota culminó en el techo del arco. Leonel Unyicio aportó su claridad característica y fue fundamental, acompañado idealmente por Darío Salina. Claramente, Sambueza efectuó su mejor rendimiento desde que llegó a la institución. Crivelli apareció en momentos claves. Por todo esto, por la performance desplegada durante casi todo el duelo, pese al sufrimiento sobre el final, el cual superó con personalidad, el triunfo gasolero fue justo. 

Temperley sueña. El miércoles visitará a Deportivo Morón, otro rival directo, en una nueva final en la lucha por el ascenso.

 

 

SÍNTESIS

 

TEMPERLEY (2): Crivelli; Barrios, Aguirre, Cucco, Romero; Sambueza, Salina, Di Lorenzo; Jara, Rojas, López.

SUPLENTES: De Bórtoli, Del Castillo, Paz, Gianunzio, Unyicio, Herrera, Corado.

DT: Ricardo Rezza

PLATENSE (1): Flores; Vega, Rezzónico, Matiuzzo, Barreiro; Pansardi, Páez, Ruiz; Quiroga; Melivilo, Vega.

SUPLENTES: Pérez, Molina, Chieffo, Pepe, García, Rodríguez, Meza.

DT: Sebastián Méndez.

GOLES: 6´ Fabián Sambueza (T), 26´ Luis López, de penal (T), 80´ Víctor Meza (P). 

CAMBIOS: 13´ Leonel Unyicio por Matías Jara (T), 27´ Patricio Rodríguez por Pablo Ruiz (P), 34´ Diego Molina por Juan Rezzónico (P), 61´ Carlos Herrera por Ariel Rojas (T), 75´ Víctor Meza por Jonathan Páez (P).

AMONESTADOS: 5´ Darío Salina (T), 42´ Jonathan Páez (P), 78´ Patricio Romero.

EXPULSADOS: No hubo.

ÁRBITRO: Paulo Vigliano

ESTADIO: Alfredo Beranger

 

 

INFORME: Prensa CAT

FOTOGRAFÍA: www.todoxtemperley.com.ar