Rugby: Lomas Atletic cayó y descendió a la Primera A

El Tricolor no pudo con Alumni en Tortuguitas, sufrió una derrota por 19-18 luego de llegar como ganador al descanso y perdió la categoría. También este sábado por la tarde y en el marco de la fecha 18 del Top 12, Pucará tropezó con Hindú en Burzaco y con el 10-32 final se alejó de la zona de playoffs. En la Primera A, que ofreció su jornada 21, San Albano cayó por 25-11 ante Los Tilos en Corimayo. En la C, Monte Grande superó 22-15 a Centro Naval y se reafirmó como puntero.

Final triste para Lomas, que luego de perder todos los encuentros del Top 12 y sin margen pese a que todavía resta mucho torneo por disputar volverá tras un año a la Primera A. Como visitante y ante un Alumni escolta que busca la clasificación, los de Longchamps no respondieron en la segunda mitad y se quedaron con las manos vacías.

Pese a que en la primera mitad hizo bien las cosas y se fue al descanso con un parcial de 13-0 a su favor luego de los tries del medioscrum Nicolás Pentreath y el fullback Bruno Quercia más el penal de Marcos Tedesco, el Fundador se desinfló y tiró todo por la borda durante la segunda etapa, incluso con el tanto de Nicolás Menéndez que le sirvió para estirar la diferencia.

Pero el dueño de casa tomó nota de su situación y en 20 minutos revirtió la historia. Los apoyos consecutivos de Moyano y Frana, que convirtió el suyo y uno del octavo, decretaron el descenso de Lomas, que deambula por el fondo de la tabla con 4 unidades y recibirá el próximo sábado 13 al líder San Luis.

Al mismo tiempo en Burzaco, Pucará la pasó mal ante Hindú en lo que era un duelo clave para sus aspiraciones. El try de Lucas Santa Cruz con conversión de Germán Klubus, que también anotó un penal, apenas sirvió para ponerle algo de condimento al primer capítulo, donde sufrió tres tries que decantaron en una chapa de 15-10 favorable para la visita.

La segunda etapa, en cambio, fue dominada por el Elefante, que no perdonó y con dos tries convertidos y un penal estiró la diferencia para llevarse el mano a mano, dejando al Tifón en la obligación de ganar lo que sigue y esperar resultados ajenos que le favorezcan para volver a insertarse los playoffs.

Por el momento, los conducidos por Gustavo Jorge suman 52 unidades (seis menos que Hindú) y se ubican quintos, por lo que deberán levantar la cabeza la próxima fecha, cuando visiten al irregular CUBA.

 

Primera A: San Albano volvió a deslucirse ante su gente

El karma de San Albano como local continúa sin saldarse. Ante Los Tilos, que se acomodó en zona de repechaje por el ascenso, hizo un partido de mayor a menor y sus oportunidades de escalar en la tabla para promocionar de categoría se vuelven cada vez más lejanas.

Dos penales de Ignacio Gastaldi y un try de su hermano Guido marcaron el camino de Albano, pero dos tries sin conversión acercaron peligrosamente al equipo platense y el entretiempo llegó con un parcial de 11-10 para el dueño de casa.

En el complemento, un penal y dos tries de Los Tilos conjugados con la expulsión del primera línea Cristian Mendoza sepultaron las esperanzas de los dirigidos por Nicolás Lualdi, que ganó apenas uno de los últimos ocho partidos que disputó en Corimayo, al establecer el 11-25 final.

Tras completarse la fecha 21, San Albano se ubica séptimo con 48 unidades, 19 puntos por debajo de su rival de éste fin de semana. Por la jornada 22 de la Primera C visitará al líder La Plata para intentar dar el batacazo.

 

Primera C: Monte Grande más líder que nunca

En Canning y ante el peligroso Centro Naval, el Tricolor dio una declaración de principios al imponerse por 22-15 y asentarse en lo alto de la tabla con 80 unidades, en lo que significó su quinta victoria al hilo y en un reducto donde apenas perdió uno de los once encuentros que disputó en el campeonato.

Para seguir con la racha positiva y acercarse más a la Primera B, el próximo sábado 13 visitará a San Andrés, el único escolta a un punto, en lo que será el partido destacado de la 22° fecha y que podría marcar el despegue definitivo de sus perseguidores o un golpe difícil de asimilar.