Roselli y el sabor agridulce del empate de Temperley

El defensor del Celeste se lamentó porque consideró que su equipo pudo lograr algo más que un empate ante Unión de Santa Fé, en su última presentación. "Quizás sea un punto que al final del campeonato sirve”, señaló.

El defensor de Temperley Nahuel Roselli consideró que frente a Unión de Santa Fe el Celeste podrían haber logrado "algo más" que un empate (1-1), pero sostuvo que puede ser un punto que "al final del campeonato sirva".

"Quizás sea un punto que al final del campeonato sirve. Seguimos segundos, la idea es seguir manteniendo esa posición que en otro momento nadie hubiese esperado. Se están haciendo la cosas muy bien", afirmó el jugador al analizar el partido.

El Gasolero mantuvo el invicto en su estadio y continúa como segundo en la zona B del Torneo de Transición de la Primera B Nacional. No obstante, la igualdad ante el Tatengue dejó sabor a poco.

Los conducidos por Ricardo Rezza generaron muchas ocasiones para igualar un encuentro, que se había complicado desde el principio por el gol de Lucas Gamba para la visita, pero sólo consiguió quebrar el arco rival una vez, en el ocaso del desarrollo.

"Al encontrarse con el gol, ellos se metieron más atrás. Se dio así el partido y por suerte pudimos rescatar un punto", apuntó Roselli.

Y agregó: "Tuvimos muchísimas ocasiones y podríamos habernos quedado con algo más, pero como se dio el partido es un buen punto".

Por primera vez en la temporada, el Celeste logra reconocerse luego de estar por debajo en el marcador, ya que en las tres oportunidades anteriores en que se vio en desventaja terminaron en derrota con tres goles en contra.

Es por eso que el ex Atlético Tucumán valoró el progreso defensivo. "Cuando te hacen tres goles jode y por eso tratamos de seguir bien parados y pudimos recuperarnos", señaló.

Asimismo, subrayó que los deja "tranquilos" la actitud del equipo, "siempre yendo a buscar el partido", aunque "a veces no se puede", consideró

El domingo desde las 16 en el barrio porteño de Floresta, Temperley visitará a un alicaído All Boys, del que intentará aprovecharse para mantener su lugar.

"Hemos visto a All Boys y es un equipo duro al que no hay que dejar jugar porque es un gran equipo al que no le están saliendo las cosas", opinó Roselli.