Rezza y el partido ante All Boys: “Hay que ganar para ascender”

El entrenador de Temperley, Ricardo Rezza, sostuvo que el equipo podría haber rescatado un punto en la derrota (2-0) ante Unión de Santa Fe y apuntó a “ganar para ascender” frente All Boys el próximo lunes.

“Por lo hecho en el segundo tiempo merecíamos un poco. Nos acercamos mucho más, era un partido bastante nivelado”, afirmó el director técnico.

El Cele no pudo doblegar al conjunto santafesino, que convirtió en momentos clave y manejó el juego en el primer tiempo para concretar el ascenso a Primera División, y debió postergar la oportunidad volver a la máxima categoría hasta el próximo lunes.

El elenco de la zona Sur de GBA intentó aguarle la fiesta al ‘Tatengue’ pero, luego de diez minutos intensos, su rival lo dominó y abrió el marcador con un penal que no debió existir, ya que en la jugada previa el árbitro Pablo Lunatti y el asistente Gerardo Carretero sancionaron un corner que no fue.

“La jugada previa al penal no había sido tiro de esquina. Me sorprendió  porque lo llegamos a ver desde el banco de suplentes. La jugada siguió y se cobró un penal que fue un quiebre para el partido”, señaló Rezza.

Pese a la desventaja, el ‘Celeste’ no bajó los brazos y trató de encontrar alternativas para retornar a la igualdad y rescatar puntos de su visita a Santa Fe.

Así fue que, el ‘Gasolero’ estuvo cerca de convertir con un fuerte remate de Gastón Aguirre que reventó el travesaño, pero la contracara fue peor, ya que a partir de ese grito ahogado del capitán de Temperley, los conducidos por Leonardo Madelón armaron una contraofensiva letal para definir el cotejo.

“El segundo gol llega después de que Aguirre pega una pelota en el travesaño y ellos hicieron un muy buen contraataque. Una jugada desgraciada, que terminó de fracturar el partido”, analizó el DT.

Y en cuanto a su adversario consideró: “Unión es un buen equipo, es el más goleador y el que mantiene una racha muy buena. Tienen un buen conjunto y estuvo visto en la última parte del torneo que eran los más fuertes”.

Rezza y sus jugadores tendrán una chance inmejorable de lograr el objetivo cuando el próximo lunes enfrenten en el Alfredo Beranger a All Boys. De ganar la meta será alcanzado, mientras que el empate obliga a esperar otros resultados.

“Hasta que matemáticamente no estemos adentro, todos los partidos son calve. Tenía miedo de que nos expulsen  algún jugador, porque tenemos que jugar y ganar para ascender. Tenemos que prepararnos para eso y festejar, ya que lo merecen los jugadores”, remarcó.