Quiñonez: “Tenemos que arriesgar y dejar todo en la cancha”

El mediocampista reconoció que Temperley no jugó bien ante Platense, que lo derrotó 1 a 0 en el partido de ida de la final del Reducido. No obstante, se mostró confiando en el encuentro de vuelta que se jugará el domingo 22,10 en el Beranger. “Temperley sigue vivo. De local y con el apoyo de nuestra gente vamos a tratar de meterlos en su arco”, enfatizó.

El mediocampista de Temperley Cristian Quiñónez consideró que en el choque de ida de la final del Reducido frente a Platense (0-1) su equipo “no jugó bien”,  y enfatizó que el domingo, en su cancha, el Celeste tiene que “arriesgar y dejar todo” para quedarse con el ascenso a la Primera B Nacional.

“No jugamos bien. Llegamos poco, las divididas las perdimos, no estuvimos bien. El gol no golpeó, esperemos poder darlo vuelta”, afirmó el volante.

El Gasolero no realizó un buen papel en su visita al estadio Ciudad de Vicente López y, pese a mostrar una mejoría en la segunda mitad, cayó ante un Calamar que no fue extremadamente superior.

“No pudimos hacer pie en la cancha. El campo no estaba bueno, pero eso es para los dos. La diferencia es que ellos se acomodaron mejor que nosotros”, señaló el exjugador de Deportivo Armenio.

No obstante, el elenco de la zona Sur tiene la chance de revertir la situación el próximo domingo por la noche, ante su público, en cotejo de vuelta que dirimirá el segundo ascenso a la B Nacional, objetivo que Temperley anhela hace 13 años.

En ese sentido, el carrilero por izquierda comentó: “Tengo una bronca bárbara. Nos queda un partido nada más y esperamos poder darlo vuelta. Si jugando mal estuvimos cerca de ganarlo, jugando bien tenemos muchas chances de ganarlo”.

Quiñónez sabe que ese choque no será uno más y que su equipo deberá realizar una gran actuación para conseguir revertir el resultado adverso. Por eso apunta a jugar con la presión de un Alfredo Beranger colmado y un trabajo muy intenso dentro del campo.

“Tenemos que arriesgar y dejar todo en la cancha. Temperley sigue vivo. De local y con el apoyo de nuestra gente vamos a tratar de meterlos en su arco. Tenemos 90 minutos en los que no nos tenemos que desesperar, el gol vale igual al minuto de juego o al final”, aseveró.