Pucará lo dio vuelta frente a Hindú en el arranque del Top 12

El Tifón logró derrotar por 27-21 a Hindú este sábado en Burzaco durante el reinicio del Top 12 de la URBA tras quedar 21 puntos por debajo en el marcador antes de los primeros 15 minutos de partido. Lucas Mensa, Tulio Sosa y Leandro Urriza, los autores de los tries del Rojo que además contó con dos penales y tres conversiones de Germán Klubus.

Pucará salió dormido, la pasó mal y lo golearon a penas comenzado el partido, pero pese a eso logró darlo vuelta ante el subcampeón Hindú en un segundo tiempo donde demostró todas sus luces y ahora puede respirar.

Ya sin “Kuta” Jorge al frente del equipo y con Nicolás Llaurado como Head Coach, en Burzaco el Tifón arrancó siendo apenas una brisa y por eso el Elefante o pasó por encima en apenas 13 minutos de partido en los que se manejó como quiso.

Con el try del wing Joaquín De La Vega, luego con el del segunda línea Bávaro y por último con el del hooker Agustín Capurro (todos convertidos por el primero), los de Don Torcuato golpearon y pintaron un panorama de goleada, pero de a poco el Rojo se acomodó y encontró espacios.

Eso sí, antes debió hallar algo de tranquilidad y esperanza con el apoyo de Lucas Mensa, que tras una larga carrera con varias fintas logró el descuento a los 27 minutos de juego, en lo que a posteriori se convirtió en la llave del partido.

Es que gracias a la desfachatez del centro, Pucará comenzó a ver algunas grietas en un rival que parecía infranqueable y tras ajustar las tuercas en el descanso que llegó con un parcial de 21-7, el complemento lo tuvo en todo su esplendor.

Por eso a los dos minutos y desde el Maul el capitán Tulio Sosa logró zambullirse con la guinda en el igual, para que el medio scrum Klubus pudiese convertir y luego marcar dos penales, que dejaron al Tifón a solo un punto de Hindú.

El golpe de gracia llegó un instante más tarde, cuando otra vez con esa formación en movimiento el ingresado Leandro Urriza consiguió el try de la victoria y Klubus la conversión que aumentó la diferencia.

Con el resultado a su favor, Pucará cuidó la ovalada ya con el completo control de la situación ante un rival que no le alcanzó para poner en riesgo su dominio. El 27-21 se festejó con fuerza en la calle Falucho, no solo por la remontada sino por la categoría del rival que apenas logró rescatar el bonus defensivo.

La próxima fecha los conducidos por Llaurado buscarán volver a festejar en casa ante otro duro rival como el SIC, que en La Plata cayó por poco ante el Canario.