Por la pandemia, Banfield prevé una pérdida de 300 millones de pesos

La presidenta de Banfield Lucía Barbuto y el vicepresidente primero Oscar Tucker expusieron detalles sobre la crisis que afectaría al club por causa del coronavirus, que del “presupuesto de 600 millones de pesos por año” podrían llegar “pérdidas económicas a 300 millones” en relación al conjunto de todas las actividades.

“Banfield tiene un presupuesto de 600 millones de pesos por año, por lo que estimamos que las pérdidas económicas podrían llegar a ser quizás la mitad de su presupuesto, es decir 300 millones de pesos, si esto sigue así”, alertó Tucker, junto a la titular de la entidad, a través de una exposición realizada por sus canales oficiales de comunicación a los que tuvo acceso Télam.

“Se redujeron fuertemente los ingresos de sponsors propios y también los de Superliga; la suspensión de la Copa de Superliga -entre otros-, además de la suspensión del convenio que teníamos por la Academia de Fútbol Banfield con los jugadores chinos -Beijing Sports University, de China- que venían para la segunda etapa, que nos impiden cobrar a lo largo del año 1.100.000 dólares”; detalló el vicepresidente.

Las máximas autoridades también, abordaron el tema de las deudas que mantienen con el plantel de fútbol y con los trabajadores, docentes del colegio y profesores deportivos.

“Estamos haciendo un gran esfuerzo para que la mayoría del plantel tenga regularizados sus salarios. Tenemos algunos saldos pendientes referidos a las primas de los jugadores con salarios más altos. En ese sentido estamos realizando pagos a cuenta con un tope que estipulamos y en las próximas semanas nos seguiremos sentando uno por uno con esos jugadores y sus representantes para ver cómo seguimos en cada caso”, reconoció Tucker.

A propósito, son nueve los jugadores con los que la dirigencia debe definir la situación al vencer sus vínculos el 30 del corriente.

Durante esa fecha concluyen los préstamos del zaguero Luciano Lollo y el volante Matías Moya, quienes deben regresar a River y del delantero Junior Arias, a Talleres de Córdoba, a la vez que el defensor Renato Civelli dejaría el fútbol.

Además, el centrodelantero Daniel Osvaldo tiene una clausula de salida, pero continuaría un tiempo más en el conjunto ‘albiverde’.

En tanto quedarían libres el arquero uruguayo Esteban Conde, los marcadores de punta Rodrigo Arciero y Sebastián Dubarbier y el volante Jonás Gutiérrez. Para la toma de decisiones será consultada la opinión de Javier Sanguinetti quien será el nuevo técnico del plantel a partir del 1 de julio próximo.

“Trabajamos para que los empleados estén lo más cerca posible al día. Podemos tener atrasos originados en la merma de ingresos, pero tratamos de solucionarlos a la brevedad y cualquier empleado que tiene una urgencia siempre estamos para ayudarlo y resolver cada situación”, apuntó Barbuto.

La presidenta del ‘Taladro’, en otro tramo, subrayó que “Banfield solicitó al igual que el resto de los clubes el ingreso al Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, que en estos días fue aprobado” con lo que esperan “aliviar un poco la difícil situación”.

Por otra parte, Barbuto refirió que “desde el comienzo de la cuarentena” se realizan “distintas acciones para fortalecer el rol social de la institución”. Entre ellas, con Banfield Solidario colaboran “a través de ollas populares y donación de ropa con los sectores más vulnerables y con Voluntariado Banfileño, socios y socias colaboran con apoyo logístico para adultos mayores”, resumió.