Las mujeres ganan cada vez más terreno en el rugby de Lanús

En medio de las grandes discusiones que llevan adelante en materia de género durante el último tiempo, las mujeres de Lanús Rugby Club (LRC) son algunas de las que ganaron terreno en un ambiente históricamente masculino como el Rugby. En diálogo con DiarioConurbano.com la capitana y medioscrum Bárbara Vilches contó cuales son los cambios en el club dentro de un deporte que, sostuvo, “mientras haga bien lo puede jugar cualquiera indistintamente del sexo”. (FOTOS: Daniel Palma / Facebook)

A Lanús Rugby Club se lo asocia en el ambiente del rugby con los “Vikingos”, pero desde hace seis años en el club las mujeres también se llevan la guinda debajo del brazo. Desde aquel entonces y por medio de un arduo trabajo de difusión, las mujeres lograron ocupar un lugar cada vez mayor dentro de la única institución del primer cordón del Conurbano sur que posee un equipo femenino compitiendo en torneos oficiales.

Barbara Vilches, la capitana y referente del equipo aseguró que “este año se ve un gran cambio” con respecto a la cantidad de jugadoras en el plantel a tal punto que se duplicó, pasando de apenas 10 en 2017 a 20 durante lo que va de este 2018.

Desde jugadoras que iniciaron la actividad en el club hasta otras que se sumaron sin haber realizado alguna vez actividad física, en el club emplazado entre el velódromo municipal y el estadio del Granate incluso hay algunas pequeñas que se contagiaron de la pasión que transmiten las más grandes como Micaela, quien con solo 9 años es una de las niñas que entrena con el resto de los varones en la categoría M9 de juveniles.

“Estamos apuntando a que se integren más chicas en las distintas categorías para poder difundirlo aún más y tener otra base más adelante”, explicó la capitana al tiempo que destacó la actitud del club que “siempre abrió las puertas y últimamente están apuntando a la igualdad de género” porque el rugby “es un deporte que lo jugamos hombres y mujeres y mientras haga bien lo puede jugar cualquiera indistintamente del sexo”.

En esta temporada, la URBA dividió a los 12 equipos femeninos en las zonas Campeonato y Ascenso, donde militan las damas de los Vikingos, y además modificó el sistema de juego pasando de la modalidad Seven (7 vs 7) con un calendario acotado donde cada club disputaba hasta cuatro encuentros por jornada a Ten (10 vs 10), donde no solo aumentaron la cantidad de jugadoras en cancha sino que además se diagrama un partido por jornada cada 15 días con localías rotativas.

El objetivo no solo es adecuarlo lentamente a los estándares internacionales donde el rugby femenino se disputa sin diferencias con el masculino, sino además aumentar la competitividad de los equipos aumentando la base de jugadoras de cada institución.

Actualmente Lanús disputa el torneo de Ascenso y se ubica en el segundo lugar tras caer en uno de los cuatro duelos que se disputaron hasta el momento, sólo superadas por Porteño, el único conjunto que pudo vencerlas.

A un compromiso del final de la primera ronda y con la expectativa de mantener al menos la ubicación en la tabla, el premio para las campeonas será el ascenso a la máxima categoría y para las escoltas el repechaje ante las que ocupen el quinto lugar en el torneo Campeonato.

Con respecto al cambio introducido por URBA, la capitana señaló que “está bueno para nivelar”, con espacio entre partidos que beneficia “para formar un equipo” y foguear a las chicas más nuevas porque “hay muchas que vienen de otros deportes y nunca jugaron al rugby”, reveló.

“El año que viene si todo sale bien como ahora vamos a intentar ascender teniendo una mejor base para hacerle partidos a equipos más importantes como La Plata o Centro Naval”, consideró la medio scrum.