Las Leonas viajan a Pinamar con Clara Barberi, el Lomas AC, en el arco

Leonas Entrenamiento

El seleccionado femenino de hockey sobre césped, las Leonas, continuará su preparación en Pinamar con una nómina donde destaca la arquera de Lomas Athletic Clara Barberi, quien aseguró que a nivel local “es muy difícil la vuelta a los entrenamientos”.

Las dirigidas por Carlos Retegui siguen con los entrenamientos de cara a Tokio 2021 bajo estrictos protocolos sanitarios y por eso, enfocadas en lo físico, realizarán desde el próximo lunes 10 una concentración por 18 días en Pinamar, uno de los municipios bonerenses que se encuentra en fase 4 tras un retroceso por la aparición de nuevos casos, entre ellos el del intendente Martín Yeza.

Dentro del plantel se encuentran las jugadoras de Lomas Athletic Agustina Albertario, Celina Di Santo, Emilia Forcherio y la arquera Clara Barberi, quien destacó la posibilidad de “entrenar más relajadas” al trabajar bajo la “modalidad burbuja” en la ciudad de la costa atlántica si todos los hisopados que les realizaron en las últimas horas dan negativo.

Sin embargo, la arquera del conjunto campeón del metropolitano sostuvo que el volver a calzarse el casco, guantes y protectores  “fue una sensación muy linda” porque “fueron muchos días de inactividad, de entrenar en casa sin tener el espacio ideal para entrenar” a pesar de que “no se pudo volver de la manera que uno hubiese querido”.

“Uno va perdiendo la motivación después de no jugar tanto tiempo, con la posibilidad de que no haya torneo metropolitano éste año y que la incertidumbre sea cada vez mayor, por eso ponerse todo el equipo te renueva las energías”, aseguró a DiarioConurbano.com la guardameta de las Conejas.

En esa línea, confesó que a nivel local “una de las cosas que más dolió fue no poder estrenar el título, jugar en casa siendo campeonas” porque “no hay nada más lindo que jugar en el club con tu gente, encarar un torneo defendiéndolo y aspirar al bicampeonato”.

Consultada por la posibilidad de que retorne la actividad al igual que las principales categorías del fútbol, un deporte con el que el hockey comparte gran cantidad de características; la arquera del Tricolor consideró que, pese a sus deseos, “es muy difícil la vuelta a los entrenamientos” porque comparado con el otro deporte “la infraestructura es distinta”.

“Hay mucha lejanía entre ambos porque el fútbol es profesional y el hockey es amateur, por más que nosotras nos lo tomemos como profesional con todas las exigencias que nos imponemos y tiempo que le dedicamos. En Lomas tenemos muchas divisiones, más de 700 jugadoras y solo dos canchas, por lo que con el protocolo que establece que por mitad de cancha solo pueden trabajar de 6 a 10 jugadores y los hisopados que habría que hacer sería ilógico poner a un equipo por encima de otro”, analizó.

“Es muy difícil la vuelta a los entrenamientos, pero si al menos se logra frenar la circulación del virus se podría pensar porque si no se aumentaría mucho el riesgo de contagio. Igual, hasta que no aparezca una vacuna veo todo muy lejano”, lamentó Barberi.

Más allá de los cuidados de distanciamiento e higiene previos a los entrenamientos en el Cenard con las Leonas, Barberi resaltó que “se está teniendo mucho cuidado y no se está jugando al roce” pero que el hecho de viajar a Pinamar les permitirá “entrenar más cercano a la realidad normal y sin respetar tanto los protocolos de distancia” pese a que la concentración allí no esté tan perfilada a las tareas en el campo de juego ya que la ciudad no posee una cancha de agua.

“Se está trabajando mucho con definiciones, tiros al arco, córner y se trata de evitar el uno contra uno o la defensa con contacto. Todo suma, porque hay seleccionados que ni siquiera están entrenando y hay que aprovechar todo lo que se pueda”, enfatizó.