Passarella dialogó casi una hora a solas con Trezeguet

Ramón Díaz entregó la nómina de jugadores citados para realizar la pretemporada desde el 8 de julio y allí no estaba el nombre del delantero franco-argentino, quien se recupera de la lesión en la rodilla pero no volverá a vestir la camiseta "millonaria". El "Kaiser", que había lamentado su baja pero ratificó el apoyo al entrenador, aprovechó para encontrarse con el jugador en el Monumental y cruzar unas palabras sentidas.

A la espera de la resolución de su futuro, David Sergio Trezeguet continúa con la rehabilitación en su rodilla izquierda en las instalaciones de River, que tenía contrato con el jugador hasta junio de 2014. Sin embargo, Ramón Díaz decidió prescindir de sus servicios para lo que viene, no lo incluyó en la nómina de 25 futbolistas que harán los trabajos de pretemporada y aún no arregló un nuevo destino.

Que el Banfield de Matías Almeyda, que el Platense de sus inicios, que el Fluminense de Brasil o varias entidades de menor relieve en el Viejo Continente, pero todavía no se dieron a conocer precisiones y el campeón del mundo en 1998 con los "galos" no sentenció hacia donde trasladará su enorme categoría y experiencia. Por esa razón, no frena con los trabajos de recuperación por la intervención a causa de una tendinitis.

Ante dicha circunstancia, Daniel Passarella, que lamentó la baja del goleador que incorporó para la segunda rueda en la B Nacional pero no le quedó otra opción que respaldar la decisión del entrenador que le hizo ganar tranquilidad en los pasillos de la institución, aprovechó para darse una vuelta por el vestuario del Monumental y prolongar por más de dos horas una jugosa charla con el hombre en cuestión.

A modo de despedida por el ciclo que se cierra, ambos protagonistas seguramente habrán intercambiado posiciones y cruzar palabras por última ocasión, ya que es inminente una determinación del francés para darle continuidad a su trayectoria. Luego de las sesiones de kinesiología y bicicleta para acondicionar su físico, "Trezegol" tendría varias reflexiones para hacerle saber al mandatario, aunque ya no haya vuelta atrás en la novela que fue marcada por un triste desenlace.

Tras el íntimo momento que contó con las paredes como únicos testigos de lo acontecido, Passarella se marchó y Trezeguet quedó solo, disfrutando de sus últimos momentos en el River de sus amores, debido a pronto dejará de recorrer los espacios de un club que lo vio brillar en "cuentagotas". Tampoco sirvió el consuelo de Ariel Ortega, otro ídolo que apareció en el estadio para ultimar detalles de su fiesta de despedida, aunque ésta tendrá otras características.