Heroico triunfo y ascenso de Temperley al Nacional B

El Celeste, con un jugador menos, le ganó 1 a 0 a Platense en el Alfredo Beranger y en los penales certificó su ascenso al Nacional B, imponiéndose en esa instancia por 5 a 4.  El arquero Federico Crivelli fue la figura del dramático partido. Los festejos se extendieron por distintas calles de Temperley, al concretarse al ansiado sueño tras un encuentro para el infarto.

Por Alejandro Córdoba

Lágrimas, gritos, abrazos, y emoción. Cuatro palabras que definen el ascenso alcanzado en la madrugada de este lunes por Temperley que venció en su estadio 1 a 0 a Platense, obligó a la definición por penales y entonces, con la grandeza de Crivelli, obtuvo el merecido pasaje a la B Nacional superando al Calamar por 5 a 4.

Hasta un minuto del final del encuentro, con el empate en cero, el ascenso le correspondía al Calamar que había ganado en el partido de ida de la final del Reducido por 1 a 0. Pero Rojas marcó la diferencia con un gol agónico e histórico.

Desde el inicio, como era de esperar, Temperley salió con todo a acorralar a Platense. Y lo logró aunque careció de precisión. Di Lorenzo en la conducción y la movilidad de López adelante fueron las herramientas del Celeste para dominar.

Con un Platense decidido a no arriesgar, el partido se jugó – muy fuerte por muchos momentos – en campo visitante. Brandán y Sambueza fueron ganando por la derecha y lanzando centros punzantes al área del Calamar pero faltaba el cierre de la jugada.

A los 24´ un centro de Sambueza no pudo ser conectado en el área chica por López, que se perdió una oportunidad clara. El local era dominador por virtud propia y por actitud ajena: a Platense le interesaba que los minutos corrieran y que su defensa no se desorganizara. Y lo fue logrando.

Corrían 30´cuando se desprendió Arregui, ingresó al área y remató. Flores la tapó abajo. La figura del arquero de Platense se fue agrandando con el correr de los minutos, al igual que la desesperación de Temperley.

El partido se fue haciendo más trabado por la falta de claridad de local y el achique del visitante. El Celeste ni pensaba en su defensa porque Platense no llegaba.

A dos minutos del cierre de la primera etapa, Flores le tapó a López un remate abajo que pudo haber sido la apertura del marcador.

El complemento encontró al Celeste más nervioso por el paso de los minutos. Para colmo, con una fuerte molestia a los 4´López fue reemplazado por Corado.

El Gasolero perdió claridad y Platense se empezó a animar con Daniel Vega y Rodríguez que inquietaban a la defensa local.

A los 22´ Crivelli tapó abajo un remate de Daniel Vega abajo. A Temperley el paso del tiempo lo desesperaba y entraba en el juego que quería el Calamar.

A los 30´ Flores tapó un cabezazo en contra del defensor Molina. El Celeste sentía que estaba vivo aún. Dos minutos más tarde, fue Crivelli el que le tapó un remate a Daniel Vega.

Temperley no le encontraba la vuelta. Corrían 38´ cuando Cucco impactó mal la pelota en el área chico. Dos minutos después, el defensor Celeste fue expulsado por un golpe en el área.

Parecía todo terminado. Pero Temperley sacó coraje y llegó lo que buscó a un minuto del final. Di Lorenzo cabeceó en la puerta del área, metió la pelota cerca del arco y el ingresado Rojas marcó el agónico gol. Llegaban los infartantes penales.

La inicial serie de cinco remates no alcanzó Corado, Di Lorenzo y Crivelli anotaron en el local, mientras que Paez, Panzardi y Daniel Vega hicieron lo propio para el Calamar. Flores le tapó los remates a Sambueza y Quiñonez, mientras que Crivelli le atajo el penal a Rodríguez y Minivilo remató desviado.

El Beranger era una caldera. La hinchada Celeste no paraba de alentar. Los corazones latían como nunca. En la serie de un penal anotó Arregui para Temperley y Molina para el visitante.

Luego fue el turno de Rojas y cumplió. En Platense le llegó a Humberto Vega que quiso estirar la historia pero se encontró con el enorme Crivelli que tapó el remate a la derecha a media altura.

En un partido para el infarto, con un jugador menos y con la desventaja del partido de ida, Temperley, como en 1982 ante Atlanta, se puso de pie, fue a los penales, tuvo a su arquero como figura y consiguió el ansiado y merecido ascenso.  

SÍNTESIS

Temperley 1 (5): Federico Crivelli; Carlos Ramos, Gastón Aguirre, Brian Cucco y Patricio Romero; Fabián Sambueza, Adrián Arregui, Darí­o Salina y Leonardo Di Lorenzo; Fernando Brandan y Luis López. DT: Ricardo Rezza.

Platense 0 (0): Claudio Flores; Humberto Vega, Walter Gómez, Diego Molina y Maximiliano Barreiro; Patricio Rodríguez, Jonatan Páez, Nahuel Pansardi y Luis Quiroga; Walter Ortiz; y Daniel Vega. DT: Sebastián Méndez.

Gol en el segundo tiempo: 44m. Ariel Rojas (T).

Definición por tiros penales: Para Temperley convirtieron Gastón Corado, Leonardo Di Lorenzo, Federico Crivelli, Adrián Arregui y Ariel Rojas; Claudio Flores contuvo los remates de Fabián Sambueza y Cristian Quiñóñez.

Para Platense: marcaron Jonatan Paéz, Nahuel Pansardi, Daniel Vega y Diego Molina; Federico Crivelli atajó los tiros de Patricio Rodríguez y Humberto Vega; mientras que Facundo Melivilo disparó por encima del travesaño.

Cambios: en el segundo tiempo, 4m. Gastón Corado por Luis López (T), 17m. Facundo Melivilo por Walter Ortiz (P), 21m. Cristian Quiñónez por Darío Salina (T), 30m. Nicolás Morgantini por Maximiliano Barreiro (P), 32m. Ariel Rojas por Fernando Brandán (T) y 40m. Juan Pablo Rezzónico por Luis Quiroga (P).

Incidencia: en el segundo tiempo 40m. expulsado Brian Cucco (T).

Arbitro: Ignacio Lupani.

Estadio: Temperley.