Es de Adrogué, la rompe en Boca Juniors y ya le interesa al Barcelona

Francisco Barido tiene 11 años y la figura de las categorías infantiles de fútbol de Boca Juniors. Nacido y vecino de Adrogué, sus gambetas y pases precisos ya trascienden el país. El Barcelona FC ya se contactó con el club de la Ribera y se mostró interesado el jugador. Todos lo que lo vieron jugar aseguran que será el “sucesor de Riquelme”. Como si fuera poco, en baby fútbol, es bicampeón con el Club Cultural Mármol.

Si bien sus gambetas trascendieron hace pocos días por un video que posteó TyC, a “Fran” Baridó lo conocen muy bien desde hace varios años en Boca Juniors. En especial, en los últimos dos.

En 2018, el pibe de Adrogué – que juega de enganche – fue elegido figura deportiva del club en todas sus disciplinas, y en 2019, cuando el Xeneize realizó un video institucional por el aniversario del barrio de La Boca, Baridó tuvo un lugar de lujo: apareció con la camiseta 10 haciendo jueguitos. Fue el único futbolista de infantiles elegido para el video.

En Boca ya es un secreto a voces con los videos con sus asistencias perfectas, gambetas, cambios de frente y certeros remates, interesaron mucho en algunos clubes de Europa. El Barcelona, aseguran en el club, se mostró dispuesto a llevar al chico para realizar a una prueba.

Como contracara de este pequeño crack, quizás el heredero de Riquelme, quienes lo conocen sostienen que es “de perfil bajo, callado y siempre con buena onda hacia los otros pibes, compañeros o rivales”.

De padres profesores de Educación Física, Barido juega al baby fútbol en el club Cultural Mármol. Su categoría, la 2008, es bicampeona en la Liga ADIAB, que reúne a más de 60 clubes de  Lomas, Almirante Brown  y Presidente Perón.

Quienes insisten en que es “un distinto” tienen razones. “Fran” no sólo es crack en su categoría sino que también juega con los más grandes de la 2007 de Cultural Mármol. Alto, veloz y de fina técnica, el pibe no sólo no desentona sino que se destaca también entre quienes lo superan en edad.

Hay un dato que pocos conocen. Francisco Baridó tiene otro hermano que ya juega al baby. Tiene cuatro años menos que él y se calza la camiseta del club Almirante Brown (Brown Viejo). “Recién arranca pero pinta parecido al hermano”, auguran quienes vieron jugar al más pequeño de la familia.