El futbol femenino de AFA agrega Primera C, con fuerte presencia del sur del GBA

La casa madre del fútbol argentino agregó una tercera divisional que comenzará su competencia desde mediados de septiembre con instituciones del Conurbano Sur. San Martín de Burzaco, Claypole, Talleres de Escalada y el invitado Canning Country buscarán establecerse como ya lo hicieron Lanús y Banfield en las respectivas máxima categoría y segunda.

Gracias a la explosión que generaron las dirigidas por Carlos Borrello en el Mundial de Francia y con una rama en plena expansión a nivel internacional, el fútbol femenino recibió en los últimos meses un merecido respaldo de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y de los clubes integrantes con una incipiente profesionalización, además de la evaluación de algunos proyectos como la de establecer un campeonato de Reserva o una categoría Sub 10 de carácter formativo.

Por eso, para la temporada 2019/20 que está a punto de comenzar el próximo 15 de septiembre con la máxima categoría, la competencia agregó un nivel más con la inclusión de la Primera C, la cual estará compuesta por 18 equipos, 14 debutantes en el sistema federado y cuatro invitados.

Asimismo, aún no hay un fixture establecido y su inicio tentativo sería quince días después de la Primera A. Incluso existe la posibilidad de plantear la creación de la Primera D para la próxima temporada, lo que permitiría a los peores dos equipos no ser desafiliados sino descender de categoría y continuar en actividad.

Allí, San Martín de Burzaco aparece como uno de los protagonistas sureños que buscan ganar protagonismo en la liga luego de sus anteriores participaciones en el circuito a mediados de la década del ’90 y en 2005.

Para esto, cuenta con el apoyo institucional que le permitirá afrontar sus partidos en el estadio Francisco Boga donde lo hace el equipo masculino de la Primera C cuando el calendario lo permita pese a que tiene un plantel estable de 29 jugadoras que trabajan desde hace apenas dos meses juntas tras pruebas que involucraron a un centenar de chicas.

“Quedé sorprendido por la cantidad de chicas y el nivel que mostraron, al margen de que ninguna venía de jugar en cancha de 11 sino que la mayoría lo hacía en babby fútbol o Futsal” admitió Gastón Camargo, entrenador del conjunto de Burzaco e impulsor de que el club se sume a la rama femenina.

Pese a esto, en diálogo con DiarioConurbano.com Camargo señaló que aún deben “continuar trabajando y reforzando” pese a “arrancar un escalón arriba de lo esperado” y de cara a enfrentar a clubes como Vélez que cuenta con seis equipos de mujeres y trabaja desde hace un año.

Por eso, con un plantel que posee “mucho empuje”, según el entrenador, y con un numeroso cuerpo técnico equiparable con los del profesionalismo, el objetivo se buscará en el horizonte lejos de los plazos cortos.

“Es difícil pensar a futuro en el fútbol pero la idea es trabajar para crecer porque llevamos poco tiempo de trabajo y se va a hacer difícil competir con clubes que están armados hace mucho tiempo. La intención es ir poco a poco, que se sigan sumando gente, que vengan a probarse más chicas y trabajando con el formativo sub 17 de 15 chicas que tenemos porque ese es el futuro”, sostuvo Camargo.

San Martín disputará el clásico distrital frente a Claypole, el otro equipo browniano de la divisional que buscará al menos luchar por la permanencia con el entrenador Leandro Crespillo a la cabeza. En un principio jugará en el Rodolfo Vicente Capocasa, aunque una vez habilitadas las instalaciones y canchas auxiliares, mudará su localía al predio deportivo del club.

En tanto que Talleres de Escalada será otro de los equipos del Conurbano Sur de la divisional y el que más jugadoras tiene a su disposición, casi 50 para formar el plantel final de 35 futbolistas; las cuales disputaron un triangular de pretemporada ante la Universidad Nacional de Lomas de Zamora, Los Andes y Temperley. La dupla de entrenadores conformada por Marcelo Barisone y Ariel Ibarra buscarán romper la hegemonía imperante en el distrito de Lanús para crecer institucionalmente.

Junto a ellos estarán Argentino de Merlo, Cambaceres, Cañuelas, Chacarita, Ituzaingó, Nueva Chicago, San Miguel, Sarmiento, Sportivo Italiano, Tigre y Vélez. Para completar la liga, completarán la nómina los invitados Metalúrgico, Trocha, Villas Unidas y Canning Country.

Este último estará dirigido por Claudio y Leonardo Zerillo en lo que será su primera temporada de vida. El objetivo será consolidarse como equipo y formar las bases a futuro comenzando con un plantel de 25 jugadoras provenientes de zonas cercanas al club como Ezeiza, Esteban Echeverría y San Vicente. Serán locales en el Centro Deportivo Canning de Ezeiza.

La tercera categoría se sumará a las otras dos en vigencia, que tras una primera rueda en donde se enfrentan todos contra todos los mejores equipos buscarán el título o ascenso desde las respectivas zonas “Campeonato” (A) o “Ascenso” (B), mientras que la otra mitad peleará en la zona “Permanencia” por no descender.

Entre los 17 conjuntos de la máxima división, donde el profesionalismo de al menos ocho jugadoras es una obligación y en a la que Rosario Central se sumará, estará presentes Lanús, El Porvenir, Independiente y Racing como exponentes de la región.

En tanto que en la segunda categoría, compuesta por 21 clubes que no tienen la exigencia de contar con deportistas profesionales, se presentarán Banfield, Camioneros, Argentinos de Quilmes y Defensa y Justicia en representación del Conurbano Sur.