“Dejamos demostrado que Temperley no se achica con nadie”

El mediocampista del Celeste Adrián Arregui afirmó que le quedó “un sabor amargo” por la derrota frente a Atlético Tucumán (3-1) y lamentó la cantidad de ocasiones desperdiciadas, pero aseguró estar “orgulloso” por la entrega del equipo.

“Tenemos un sabor amargo porque propusimos un buen partido. Hicimos lo que habíamos planteado y ellos no lo esperaban. Pero el fútbol es así: Las que no se meten en un arco se meten en el otro”, aseguró Arregui tras el encuentro.

El Celeste sorprendió en tierras tucumanas con un planteo de igual a igual con el puntero de la zona B de la Primera B Nacional, pero pagó caro sus pocos errores y se llevó una caída desmedida de su visita al Norte argentino.

“Me voy tranquilo por la entrega del equipo y el mensaje que traslada el cuerpo técnico. Dejamos demostrado que Temperley está a la altura de las circunstancias y no se achica con nadie”, consideró el volante.

Durante la primera parte, el Gasolero fue claro dominador de las acciones y asedió el arco del conjunto tucumano, pero el arquero Cristian Lucchetti se erigió como la figura del juego con sus tapadas.

Al respecto, Arregui señaló: “Si metíamos un gol en el primer tiempo hubiera sido distinto. Después, al estar de visitante, salimos a buscar el empate para llevarnos algo y nos descuidamos atrás. Vinimos a arriesgar y no a cuidarnos, se perdió en buena ley”.

Pese al resultado, Temperley continúa en la segunda posición de la tabla y buscará olvidar el traspié el próximo domingo desde las 18 frente a Ramón Santamarina, de Tandil en el Alfredo Beranger

“Vamos a plasmar el mismo juego siempre, sea cual sea el rival. Me voy orgulloso de que hicimos lo mejor para darle alegría a la gente de Temperley”, concluyo el ex Berazategui.