Crivelli, en medio del aislamiento, sigue con su escuela de arqueros de forma virtual

Luego de lanzar su escuela de arqueros, el capitán de Temperley, Federico Crivelli, se vio frenado por el aislamiento social por el coronavirus. “Superman” no bajó los brazos y sigue en contacto permanente con sus alumnos: sube todos los días ejercicios para los adolescentes a sus redes sociales.

“La escuela de arqueros era algo que ya lo venía planificando hace tiempo y mediante la posibilidad que me dio el club de poder armar mi propia escuela lo pudimos concretar”, explicó Crivelli, en diálogo con DiarioConurbano.com

El nuevo proyecto del arquero del Gasolero arrancó el 3 de febrero y según contó el jugador les estuvo yendo muy bien por la recepción en niños, niñas y jóvenes.

“Tratamos de darle lo mejor tanto desde lo material como en los entrenamientos. Los entrenamientos son de tipo profesional como el que hacemos nosotros todos los día, en cada entrenamiento en el club, y tratamos de llevarlo a la capacidad física y técnica de cada uno”, indicó Crivelli.

Pero el futbolista no solo da clases en el club Temperley sino también en la cancha de Saturno Fútbol, ubicado en avenida Eva Perón 2650, donde, cuando termine la cuarentena, tiene previsto abrir una escuela de fútbol, que combinará entrenamiento entre arqueros y jugadores.

#YoMeQuedoEnCasa¡A seguir entrenando desde casa! 💙Entrada en calor🥅Ejercicios de zona media con pelota-intermitente⚽️🧤Coordinación con caídaSeguimos con ganas de verlos, continuaremos recibiendo material y realizando las correcciones correspondientes. ¡En esta y en todas estamos JUNTOS!_____________________________Siguiendo las recomendaciones de las autoridades sanitarias en referencia al #covid_19 , decidimos adoptar medidas preventivas pero queremos que sigan entrenando.¡Cuidémonos y a practicar que nos espera una gran vuelta!

Publiée par eafcrivelli1 sur Mardi 24 mars 2020

 

Con respecto a cómo combina su tiempo entre entrenamiento con el plantel profesional y su nuevo proyecto, Crivelli, aseguró que se organiza muy bien, y no es algo que le genere un desgaste físico hoy en día, porque lo está disfrutando mucho.

“Es cuestión de organizarse, de planificar. Además, tengo mi grupo de trabajo, compuesto por tres o cuatro personas. Es algo que me gusta y me tiene motivado, contento, y lo trato de hacer con pasión y con todas las ganas del mundo”, expresó.

A su vez, manifestó que no hay nada más lindo que ver como los chicos, que al principio se intimidan un poco con su figura, a medida que van pasando los días, se van soltando, y salen unos entrenamientos muy lindos.

“Me pone feliz ver las caras de ellos, como se tiran, como van mejorando. En las pocas semanas se puede ver como un chico que no podía coordinar empieza a coordinan mejor, se tira mejor, no hay nada más lindo que ver ese tipo de mejoras en ellos. Pero más allá de eso, uno trata de darles un consejo dentro de lo que es el puesto, de la frustración, de las alegrías, y de todo lo que genera el nerviosismo y la tensión de tener que estar en una posición en el cual estás todo el tiempo a la defensiva porque si la sacas sos el héroe y si no la sacas sos el villano”, señaló Crivelli.

Por estos días, Crivelli sigue en contacto por sus redes con los alumnos. Sube ejercicios para arqueros desde su casa. De esta manera, con tareas sencillas y sin perder el respeto por la cuarentena del coronavirus, los y las alumnas de su escuela se cuidan y se preparan para volver a defender los arcos.

Para los interesados, la escuela de Crivelli está en Facebook: eafcrivelli1, y en Instagram: @eafcrivelli1