Buckley: “Nos quedamos ahí nomás pero “Pucará tuvo un año muy positivo”

El wing de Pucará Tomás Buckley, confesó que pese a quedarse “ahí nomás” de las definiciones en el torneo de la URBA, el Seven y el Nacional de Clubes “el año fue muy positivo, muy bueno”. En diálogo con DiarioConurbano.com el back señaló que las fallas en el juego se dieron “por culpa de irregularidades arrastradas durante el año” y ponderó la labor realizada por las categorías menores.

Con una temporada en la que el Tifón quedó muy cerca de clasificar a la definición del campeonato, de perder la final por el pentacampeonato del Seven de la URBA, de la eliminación del Nacional de Clubes en semifinales y pese a la desilusión de sus fanáticos que no pudieron ver al símbolo Lucas González Amorosino festejar el título, puertas adentro el equipo de Gustavo Jorge destacó algunas cosas positivas.

El caso del wing Tomás Buckley no fue la excepción, ya que pese a los lamentos de pelear hasta la última fecha por meterse en playoffs ponderó algunos logros y por eso, tras poner todo en la balanza, confesó que “el año fue muy positivo, muy bueno”.

“Nos quedamos ahí nomás”, lamentó al tiempo que resaltó que “Pucará tuvo un año muy positivo, con varias categorías entrando a playoffs o a punto de hacerlo”.

Para Buckley, el no clasificar “fue por culpa de irregularidades arrastradas durante el año”, lo que les llevó a realizar “un par de partidos que no se pudieron cerrar sobre el final y se terminaron escapando” lo cual, en consecuencia, “se terminó pagando en la última fecha”, analizó.

Asimismo, las performances de las categorías inferiores son un signo de buena salud para el Rojo de Burzaco, ya que “eso hace que la competencia interna sea muy alta y eso está bárbaro”, consideró al tiempo que celebró: “Te das cuenta que cualquier chico que está en Intermedia puede jugar arriba, en Primera; o de Pre A en Inter. Tenemos un gran plantel por suerte”.

Sin fortuna esta temporada para alzarse con algún título y la desazón de quedar en las vísperas, el Tifón entró en etapa de descanso físico y mental para comenzar la preparación con la mochila vacía y preparados para ponerse a punto.

“Lo más importante es descansar, porque el de la URBA es un torneo muy exigente y largo, por eso hay que tomarse unas semanas para descansar y estar tranquilo con la familia” aunque tras eso “hay que hacer mucho hincapié en la pretemporada porque es un campeonato muy físico”, explicó desde lo grupal.

En cuanto a lo individual, puntualizó la necesidad de “mejorar y apuntalar lo que hace cada uno, pateadores a patear, otros a tirar el line y así cada uno sabe bien, dentro de sus falencias, que es lo que debe reforzar para hacer un buen año”, puntualizó Buckley.