Brandán: el árbitro “fue influyente” en la derrota ante Huracán

Así lo sostuvo el volante del Celeste, quien consideró que el árbitro Darío Herrera en el duelo ante Huracán no hizo las cosas bien previo a la suspensión y en la reanudación del juego. En tanto,  afirmó que el equipo tiene “la cabeza en Sportivo Belgrano”.

El Gasolero y el Globo finalmente completaron el puñado de minutos que restaban del duelo aplazado el 5 de octubre por las inclemencias climáticas, pero el local no tuvo chances de dar vuelta el 2 a 0 en contra.

Los conducidos por Ricardo Rezza salieron a quemar las naves con un esquema muy ofensivo y apostaron a los centros laterales para buscar una cabeza salvadora, mientras que por el lado de la vista la propuesta apuntó a conservar la diferencia, aprovechar algún contragolpe y consumir el tiempo, en dos tiempos que no alcanzaron los diez minutos.

En ese sentido, el árbitro Darío Herrera fue permisivo con las artimañas utilizadas para hacer correr el reloj del equipo que dirige Frank Darío Kudelka, situación que enojó a los jugadores de Temperley.

“Herrera fue influyente, en ningún momento tuvo la intención de jugar el partido. De hecho lo quería terminar la primera vez para no tener que volver”, señaló Brandán”.

Y agregó: “Tenía la esperanza de que Herrera hiciera las cosas bien, pero salió todo como uno pensaba: Darío terminando el partido y lavándose las manos y los jugadores de Huracán tirando la pelota afuera, tirándose y peleado. Era sabido que iba a pasar eso. No importa, lo usamos como trabajo para el fin de semana”

Tras el encuentro, Adrián Arregui debió realizarse estudios médicos para descartar una posible lesión, que se podría sumarse a los desgarros de Fabián Sambueza y Bruno Casanova, y las largas recuperaciones de Matías Jara y Sebastián Vidal. En tanto que Nahuel Roselli debió ser reemplazado durante el juego por un golpe fuerte.

Las bajas es un problema que empieza a preocupar en la zona Sur del Gran Buenos Aires, ya que se producen en el momento decisivo del Torneo de Transición. Por lo que es “muy difícil” encarar la recta final con la falta de algunas piezas”.

“Estamos en un recta final donde se empieza a sentir el cansancio y el desgaste porque es un torneo muy intenso, pero el club está capacitado para que los jugadores se recuperen”, afirmó el mendocino.

El próximo rival del Cele será Sportivo Belgrano, de Córdoba, al que enfrentará este domingo desde las 19 en condición de visitante, una faceta que le cuesta mucho al elenco de Rezza.

“Tenemos la cabeza en Sportivo Belgrano. Vamos a salir a ganar, obviamente, pero sabiendo que tenemos un punto y hay que hacerlo valer”, concluyó Brandán.