Anuario: Los Andes fue de menor a mayor, en un 2014 con vaivenes

El Milrayitas vivió un 2014 con altibajos y conflictos graves, pero consiguió reponerse y terminó celebrando la vuelta a la Primera B Nacional, acompañada del crecimiento institucional.

Por Manuel Rodríguez

El conjunto lomense  consiguió regresar al máximo escalafón del fútbol de ascenso con una campaña casi perfecta de los conducidos por Fabián Nardozza, que lograron revertir la imagen de la temporada 2013/2014.

No fue bueno el inicio del año para Los Andes, ya que tras el alejamiento del cuestionado Felipe De La Riva por malos resultados, Nardozza debió reencauzar un equipo formado para pelear arriba que estaba lejos de los puestos de vanguardia. No obstante, y pese a la irregularidad del equipo, quedó a un paso del torneo Reducido, pero Fenix obtuvo la última plaza.

Tras la frustración, el Milrayitas armó un plantel con claras intenciones de lograr el campeonato y el ascenso directo de la Zona B del torneo de transición, objetivo que cumplió con una campaña de 11 partidos ganados, ocho empatados y sólo uno perdido, que sin embargo lo obligó a luchar hasta el final con Acassuso.

De esa forma, el 2015 es mirado con otros ojos. El desafío de una B Nacional repleta de equipos del Interior del país y con dos ascensos en disputa será difícil, pero el elenco lomense tiene con que afrontarlo y puede permitirse el anhelo de una buena temporada.

En el plano dirigencial, Los Andes debió afrontar un año convulsionado que, para felicidad del hincha, concluye con mayor estabilidad.

La disputa del liderazgo dentro de la barrabrava Milrayitas tras el escape y detención de su histórico líder José Paz, afectó claramente a la institución, que debió soportar sanciones de los organismos de seguridad y un clima tenso en cada paso de la vida social.

En febrero, el presidente Oscar Ferreyra renunció a su cargo luego de que el frente de su casa fuera baleado, al parecer, por un sector de la barra, y el futuro del club era planteado de manera negativa. Sin embargo, el grupo dirigencial encabezado por el titular de Futbol para Todos, Pablo Paladino, decidió no sucumbir ante las presiones de los violentos y continuar la gestión bajo la presidencia de Carlos Sierra.

Los Andes logró sobreponerse al temblor y no dejar de lado un camino que ha demostrado sus efectos favorables. Este 2015 encontrará al Milrayitas en una categoría superior en lo futbolístico y con el desafío de seguir fortaleciéndose como institución.