A Temperley le anotaron en el final y debió conformarse con un empate ante Quilmes

En el final, Temperley tuvo que resignarse con un empate ante Quilmes, en un partido disputado en el Alfredo Beranger. El partido terminó 2 a 2 y mostró a un Gasolero que fue de menor a mayor y estuvo cerca de llevarse el triunfo.

Cuando la mano viene torcida no hay con qué darle. El primer tiempo de Temperley no merecía el resultado en contra. El Gasolero tomó la iniciativa y encontró por dónde hacerle daño a Quilmes, pero a la hora de la verdad no concreta lo que genera.

Reinhart, con sus diagonales de izquierda al medio, complicó en velocidad, Allione con su búsqueda de larga distancia hizo estar atento a Budiño y Díaz siempre buscado el claro fue nun toque de atención para la última línea del Cervecero.

Tres buenos remates de Allione desde afuera encontraron la segura respuesta del arquero, después Molina se pasó a un centro de Villagra. Y en la contra facturó la visita. Arias abrió a la izquierda para Bonetto, centro que no llegó a conectar Anselmo, pero sí Pons por el segundo palo para abrir el marcador. Injusto, por cierto. Si bien Temperley no brillaba, no lo merecía.

Después del gol, el equipo de Fernando Ruiz no tuvo tanta movilidad y juego asociado, pero fue a buscarlo con Molina que lo erró en dos oportunidades en la misma jugada, una llegada de Díaz contra Budiño y otro remate de Villagra. Quilmes, en tanto, respondió con un tiro libre de Moreno que Papaleo resolvió rechazando sobre un costado.

El técnico local arriesgó en el complemento. Adentro Pumpido por Sosa, línea de tres en el fondo, Villagra y Reinhart por afuera, Allione de enganche y el ingresado junto a Molina por adentro. Otra cosa no le quedaba si la idea era remontar el marcador.

De a poco se fue acomodando el equipo, mientras Ruiz les gritaba a sus jugadores que jugaran tranquilos que había tiempo por delante. Budiño mandó al córner un remate de Reinhart y del lanzamiento de Allione llegó la pirueta de Pittinari que dejó inmóvil al arquero.

Y cuatro minutos después, otra vez apareció el “10” para dejar a Molina de frente al gol. Y el delantero no falló, con un remate a la izquierda daba vuelta la historia. Enseguida se rearmó la defensa con la entrada de Zaragoza y los minutos posteriores transcurrieron con un Temperley parado para contrarrestar y un Quilmes que agotó los cambios en usca de llevarse algo.

Lo pudo definir Pumpido y falló al picar la pelota. Y en una de las últimas el Cervecero lo empató. Tras un despeje defensivo, Obregón le pegó de aire y pese al intento de Papaleo la pelota se metió. Lo lamentó Temperley que, si bien cortó con dos derrotas consecutivas, no pudo festejar en un partido que hizo todo lo posible para llevarse los tres puntos.

Síntesis

Temperley (2): Joaquín Papaleo; Agustín Sosa, Facundo Gómez, Facundo Rodríguez y José Vivanco; Franco Díaz, Lucas Pittinari, Tobías Reinhart y Agustín Allione; Claudio Villagra y Mauro Molina. DT: Fernando Ruiz.

 

Quilmes (2): Matías Budiño; Martín Ortega, Pier Barrios, Agustín García Basso y Ramiro Arias; Julián Bonetto, Adrián Calello, Matías Villarreal y Emanuel Moreno; Federico Anselmo y Facundo Pons. DT: Facundo Sava.

Gol PT: 17m. Facundo Pons (Q). Goles en el segundo tiempo: 17m. Lucas Pittinari (T), 21m. Mauro Mlina (T) y 47m. Brandon Obregón (Q). Cambios ST: 9m. Facundo Pumpido por Sosa (T), 18m. Tomás Blanco por Anselmo (Q), 22m. Mariano Barbieri por Bonetto (Q), Camilo Machado por Moreno (Q) y Leonardo Zaragoza por Villagra (T), 29m. Brandon Obregón por Calello (Q) y Facundo Silva por Villarreal (Q), 40m. Agustín Toledo por Molina (T) y Román Brotzman por Allione (T). Amonestados: Rodríguez, Gómez, Brotzman y Pumpido (T); Blanco (Q). Árbitro: Julio Barraza. Estadio: Alfredo Beranger.

 

Fuente: La Unión