Toca Madera presenta “Basta de Cháchara” en el Teatro Municipal de Lomas

La compañía musical “Toca Madera”, especializada en conciertos didácticos, se presentará este domingo a las 16 en el Teatro Municipal de Lomas (Manuel Castro 262), con entrada gratuita. Esta vez la propuesta es la presentación del material “Basta de Cháchara”.

Toca Madera es el nombre de la compañía, integrada por Bárbara Gilles, Lola Torres y Martina Vior. “Somos músicas y profesoras de música en distintos niveles e instituciones y brindamos conciertos didácticos con repertorio argentino y latinoamericano”, se presentan las artistas.

Acerca de “Basta de Cháchara”, explicaron: “Es nuestro llamado a la escucha. Un aquí y ahora que nos pide parar las rotativas para encontrarnos en un evento en vivo, que (nos) convoca a jugar con el otro: la magia y el juego de la música en vivo, que tanto nos gusta compartir”..

El disco ya se puede escuchar en todas las tiendas virtuales, como YouTube y Spotify. Fue grabado, mezclado y masterizado por Hernán Bruckner en La Pajarera Estudio, entre julio de 2018 y enero de 2019. Es el resultado de un proceso de composición, selección y arreglos que llevó dos años aproximadamente. Tenemos músicos invitados, como Pablo Iglesias en aerófonos andinos y el mismo Bruckner en guitarras y mandolina.

“Suenan en nuestro trabajo guitarras, charango, tabla de lavar, cajón, timbaletas, bongoes, aerófonos, percusiones varias, bombo y varios accesorios latinos. Todos metidos en un candombe-murga, un son, un cha-cha-cha, un carnavalito, un escondido y hasta un tema con aire beatle. Nos permitimos también una versión propia de “Yo quiero” (de Leonardo Croatto, pero que se conoció por Rubén rada) y una en bossa nova y en español de “El hombre dio nombre a los animales”, de Bob Dylan”, explicaron.

Todos los demás temas están compuestos y arreglados por Toca Madera, y la producción es compartida con Bruckner. En la gráfica se encuentran plasmadas ilustraciones de Lola Medina; el diseño es de Maxi Hermosilla, de Pumba Estudio; y las fotos salieron del ojo y la cámara de Laura Blumtritt.