Lanzaron un nuevo sello de novelas románticas con perspectiva de género

Un grupo de escritoras lanzó VeRa, un nuevo sello editorial de novelas románticas que se propone mostrar una reivindicación del género en la literatura y la revalorización de diversas historias de mujeres contemporáneas que no esperan ser rescatadas por el príncipe azul.

En diálogo con DiarioConurbano.com, Natalia Vázquez, coordinadora y lectora crítica de VeRa, afirmó: “La idea es mostrar mujeres reales y protagonistas que desarrollen sus objetivos, deseos, decisiones. No centrarnos en la pareja como suele pasar en la novela romántica o reproducir las mismas historias de siempre”.

En el marco de la nueva oleada feminista, V&R Editoras convocó a autoras de diferentes partes de latinoamérica para desarrollar novelas corales con vínculos amorosos que no repitan los relatos clásicos de la novela romántica. Ante la situación delicada que atraviesa el negocio de libros, el sello se lanza luego de pensar varias estrategias para remontar la venta.

María Inés Redoni,  CEO de la editorial, aseveró que el nuevo sello romántico estará acompañado por la “calidad editorial, calidad gráfica y las mejores historias de mujeres que creen que el amor todo lo puede”.

Con la crisis del mercado editorial y el descenso en un 30% de las ventas de libros, VeRa surge con la iniciativa de rescatar rasgos como la sororidad, el cuidado del otro, la resiliencia, el perdón, la libertad de expresión, el amor propio, el placer y el compañerismo. En este sentido, Vázquez aseguró que la idea se originó a mitad del 2018 con el fin de “ayornarse en este contexto con el movimiento de mujeres”.

El primer título del sello es “Volver a mi”, de la autora marplatense Laura G. Miranda y se enfoca en una mujer de 45 años que decide emprender un viaje y dejar a su marido ya que no estaba conforme. También participaron de este nuevo sello Magda Tagtachián, Brianna Callum y Mariela Giménez, entre otros. 

Con respecto a los aspectos más feministas de los títulos, Vázquez opinó que garantizaron desde el sello no reproducir los típicos relatos de las novelas románticas. “Intentamos que no haya rivalidad entre las mujeres, que también es un rasgo típico de las novelas románticas que una se piensa que le roba el marido. O que muestren hombres reales, sensibles y no el macho impenetrable”, explicó la coordinadora.