“La violencia de género tiene como víctima a la mujer, y Nahir Galarza fue la excepción”

“La violencia de género tiene como víctima a la mujer. Justamente, el caso de Nahir Galarza ha concentrado el interés periodístico porque constituye una excepción”. La afirmación corresponde al periodista Mauro Szeta, autor junto a su colega Mauro Fulco, del libro “Nahir, la historia desconocida”, que acaba de editar Sudamericana.

En diálogo con DiarioConurbano.com, el periodista de C5N y TELEFÉ explicó que el libro propone “conocer un poco más los detalles del caso y el contexto en el que se produjo”. Y añadió: “Ya hubo una sentencia que estableció varias cosas, entre ellas que Nahir no era víctima de violencia de género pero sí que habían establecido con la víctima una relación tormentosa”.

El 29 de diciembre de 2017, en Guleguaychú, Nahir Galarza, de 19 años, mató con el arma de su padre, un policía provincial, a Ferando Pastorizzo, de 20 años. Los jóvenes habían sido novios y en uno de los últimos contactos la víctima le había dicho que tenía la decisión de abandonar la relación definitivamente.

“El caso Nahir nos impactó por su atipicidad y excepcionalidad. No son habituales los casos de una chica que mata a su novio. Lamentablemente, solemos tener que dar, casi diariamente, noticias sobre femicidios”, subrayó el autor del libro de reciente edición.

“A partir de los chats que se reunieron en la investigación, se puede concluir que Nahir y Fernando tenían una relación muy compleja. Pasaban del amor al insulto muy rápidamente. Ese es el contexto en el que hay que entender lo que pasó”,  explicó. Y agregó: “el libro trata de profundizar en los personajes de esta historia y en la figura del padre de Nahir, ligado a policía ´brava´ de Entre Ríos”.

Los jueces condenaron a Nahir Galarza a prisión perpetua y destacaron la falta de tolerancia a la frustración al describir psicológicamente a la joven. En esta línea, entendieron que el  mensaje de Pastorizzo en el que daba por finalizada la relación desencadenó la decisión de la joven.

Mauro Szeta también hizo referencia a la polémica que genera el caso. “Los que me conocen y ven mi trabajo saben de mi compromiso en contra de la violencia de género. La idea es preguntarnos por qué no impacta el caso Nahir. Nosotros entendemos que es su excepcionalidad, además de un componente clasista. Mucha gente en nuestra sociedad cree que los delitos graves sólo son cometidos por personas marginales”, argumentó.