Fin de semana de cultura latinoamericana en Burzaco

La 37ª Feria de Latinoamérica volverá a reunir las expresiones culturales de toda la región en un fin de semana cargado de ritmos, colores y sabores. La entrada es libre y gratuita.

Las Escuelas Latinoamérica de Burzaco presentarán este sábado y domingo la trigésimo séptima edición de la Feria de Latinoamérica, que reúne danzas, música, artesanías y comidas típicas en sus instalaciones, ubicadas en Falucho 845.

La ya habitual fiesta apunta a la divulgación de las tradiciones y vivencias de la región a través del trabajo mancomunado de docentes, estudiantes, exestudiantes y padres, que son los encargados de organizar una celebración que excede ampliamente los parámetros de un acto escolar para posicionarse como evento cultural.

El festival tendrá su inicio este sábado desde las 17 y ocupará todo el fin de semana con dos jornadas (se suspenden por lluvia) que se extienden hasta la madrugada y en las que se pueden apreciar grupos musicales y los cuadros y bailes preparados por los alumnos -en las clases de la materia extracurricular Cultura Latinoamericana-, o por los egresados y hasta padres y profesores -de forma autogestiva-.

La Feria de Latinoamérica es preparada, trabajada y esperada durante todo el año no sólo en el escenario, sino también en las aulas, donde existe un acercamiento a las distintas culturas que componen una región llena de matices, que nutre la experiencia del espectáculo.

Así, la vistosa y colorida diablada de Oruro, Bolivia, -que reúne chicos y chicas desde cuarto grado hasta quienes ya terminaron la educación secundaria- convive con el Jalisco de Mexico, los alegres ritmos caribeños o centroamericanos, las danzas chilenas o paraguayas y el cuadro argentino, que oficia de apertura formal y repasa las distintas expresiones del territorio nacional.

Además de la propuesta de la propuesta artística, es posible degustar platos típicos, como los tacos mexicanos, la humita norteña o el choripán; o apreciar y comprar artesanías de todos los países latinoamericanos en distintos puestos, donde hasta las embajadas suelen exponer artículos y que son atendidos por la comunidad escolar por medio de un sistema de turnos, que permite ser parte y también disfrutar de la Feria.

La fiesta que une a todos los que mantienen un lazo con el colegio y a vecinos de la zona Sur del Conurbano bonaerense comenzó en 1977, seis años después de que Norma Tufaro y María Cristina Pérez de Accialini fundaran el jardín de infantes Mi Lugarcito -la piedra angular de un proyecto de educativo de gestión social y participativo- y uno luego de la creación de la Asociación de Educación y Cultura (ADEC), una entidad sin fines de lucro compuesta por todos los padres, estudiantes, exestudiantes y docentes, que sostiene las Escuelas Latinoamérica (jardín, primario y secundarios) y organizan el evento.