Con los espacios culturales cerrados, un conocido poeta de Banfield pide ayuda económica

Atravesados por las consecuencias de la pandemia y el cierre de los escenarios culturales, los artistas del conurbano se vieron muy afectados por el detenimiento de sus tareas laborales. Fabio Quinteros, un poeta y artista muy reconocido de Banfield, es uno de ellos y a pesar de haber solicitado, junto a otros espacios culturales, una asistencia estatal, se encuentra en una situación económica preocupante. 

En diálogo con DiarioConurbano.com, Fabio afirmó: “Es una situación terminal la de los artistas alternativos y que en estos momentos no nos den una ayuda económica es un descuidado total, es un abandono”. 

Al igual que muchos espacios culturales, amigos y cercanos de Fabio se organizaron de distintas maneras para colaborar con su situación. El poeta es una persona con discapacidad y por recibir una pensión, no está habilitado para pedir el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o la Beca Sostener Cultura que es una ayuda extraordinaria también.

“Estamos siempre caminando por los costados porque nuestra forma es autogestiva pero en esta situación lo económico se profundiza. Nuestra principal fuente de laburo es la grupalidad y los encuentros entonces alguna ayuda se nos tiene que dar”, aseveró Fabio.

Fabio nació en Burzaco pero vive en Banfield desde hace algunos años y publicó su primer libro de poesía en el 2016 titulado “Sin importancia” con la editorial El Rucu, de Banfield. También es un invitado habitual de los slams de poesía y se dedica a los relatos y textos. En la actualidad la editorial le ofreció varios ejemplares para poner a la venta y colaborar con su situación económica. 

También se abrieron dos vías de ayuda para quienes quieran y puedan solidarizarse con Fabio. Uno es por medio de Mercado Pago -con el mail elrucueditor@gmail.com– y el otro a traves de transferencia bancaria. El número de CBU se solicita con un mensaje privado a la editorial

Según lo relatado, varios espacios culturales de zona sur, como espacio Asterisco o Casa Puchero se organizaron para realizar ollas populares y reclamar al Municipio bolsones de comida. 

En este sentido, Fabio contó que “se entregaron un par de semanas y luego se suspendió”. “Armamos un circuito de cuidado entre varios espacios y los bolsones eran semanales pero de pronto dejaron de mandarlos. Para ellos decir es hacer y no es así, hablar es hablar y hacer es hacer”, manifestó el artista.