Se estrenó “En el umbral”, la emotiva historia de la Secundaria 23 de Lomas

enelumbral

El documental “En el umbral”, basado en la historia de la Escuela Secundaria 23 de Lomas de Zamora, dirigido por Eduardo Schellemberg y financiado por el  Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA), fue estrenado este jueves en el cine Gaumount y estará en cartelera al menos una semana. 

 

El ex director de la Secundaria 23 e impulsor del docuemental, Pedro Ponce, manifestó que en el trabajo “quedó plasmado lo que es la escuela” con toda su historia y sus luchas. Y si bien lamentó que uno de sus principales logros no haya podido quedar registrado en el mismo, aseguró que es una “pelea ganada”, en referencia a la apertura del jardín de infantes en la escuela

Por otro lado, Pedro Ponce relató que “el peli-documental fue transformándose” a lo largo de los años, y “no terminó con el guion y la idea del director” original. “Primero iba con la idea de la historia de los pibes, con su situación de vulnerabilidad, y en contramano se fue transformando en la historia de la creación de la escuela”. Pero para Ponce, el vuelco fundamental se dio en abril del 2017, cuando fue reprimido en la carpa itinerante en la Plaza Congreso y la posterior discusión con el periodista Eduardo Feimann. “La película estaba terminada, pero cuando pasó eso decidieron arrancarla con la represión, con la acusación de Feimann, y contrarrestar aquello que dijo con el trabajo que hacemos en la escuela”, agregó.  

La filmación duró en total cuatro años, y el resultado final “sorprendió” al mismo director de la escuela, pese a ser uno de los principales organizadores. “Uno no se da cuenta del laburo que hace hasta que lo ve plasmado; es emotiva, fuerte,  una buena propuesta”, sumó Ponce, y recomendó a los espectadores “llevar pañuelos” para las emociones que la misma genera.

“En el umbral” está dirigido por Eduardo Schellemberg, quien supo ser camarógrafo de Telefé y documentarista con varios premios en su haber, uno de ellos fue la financiación por parte del INCAA de esta película documental. Con un tinte casi televisivo, el documental cuenta con muchas horas de filmación. “Me colocaron un micrófono en la solapa y siempre andaba con él, me decían ‘vos hace tu vida normal’. Era como un ‘Gran Hermano’ en la escuela”.